El pasado

“Estudiamos la historia para no repetir los errores del pasado “, decía mi antiguo profesor de historia.

Ese es un buen consejo ya que la comprensión del proceso de aprendizaje es un aspecto muy importante de nuestra educación.

Sin embargo, cuando se trata de nuestro caso particular, tenemos que tener mucho cuidado cómo lo aplicamos en nuestra vida.

Aprendemos de nuestros viejos errores. Si estamos frente a una experiencia negativa similar a un evento en nuestro pasado, reaccionamos de una manera defensiva a fin de evitar los mismos resultados negativos. Nuestra mente genera miedo como un mecanismo de defensa.

Entonces comenzamos a acumular en nuestra mente subconsciente todos los temores que se han ido presentando en nuestra vida y al final vivimos en un constante temor a repetir lo que no nos gusta en nuestro tiempo presente .

Eso estaría bien si en lugar de limitarse a dejar que el miedo nos paralice y nos abrume, usáramos el miedo como mecanismo de precaución.

 

Si quieres seguir leyendo este artículo por favor compra el libro “Y los diálogos continúan…”. Adquíérelo aqui

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>