El desbloqueador

Muchas veces buscamos la solución de una situación particular en los lugares equivocados.

Seguimos aplicando lo aprendido en los libros, cursos, conferencias, videos y experiencias de vida personales y las cosas aún parecen estar bloqueadas. Nada cambia, nada se mueve.

Pero, como siempre, la causa del bloqueo se encuentra en lo más profundo de nuestra mente subconsciente.

¿Alguna vez has pensado que lo que te impide alcanzar tus metas es un sentimiento anidado en lo más profundo de tu corazón que, no sólo te impide la manifestación de tus sueños, sino que también lastima tu cuerpo y envenena tu alma?Solemos pensar que no perdonar a los demás es una forma de castigarlos, e incluso nos atrevemos a decir que perdonamos, pero no olvidamos.

Pero la verdad del asunto es que, si no perdonas,  la única persona que realmente está siendo castigada eres tú.

 

Si quieres seguir leyendo este artículo por favor compra el libro “Y los diálogos continúan…”. Adquíérelo aqui

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>