Pregúntatelo a ti mismo.

Por lo general, cuando estamos pasando por una situación difícil o al tratar de encontrar una respuesta a una cuestión interna, tendemos a buscar respuestas con la familia y/o amigos que aparecen ante nuestros ojos como gente conocedora.

Buscamos a alguien que nos pueda proporcionar las mejores soluciones y que nos pueda esclarecer nuestras dudas. Alguien que nos puede dar la mejor respuesta y nos muestre la mejor y más rápida manera de lograr nuestras metas.

La mayoría de las veces, simplemente no podemos encontrar a la persona ideal o los gurús famosos están demasiado ocupados como para darnos una “consulta privada” por lo que terminamos confiando a la primera persona que acepta o que se ve obligada, por cortesía, a escuchar nuestras preocupaciones. No estoy diciendo que es malo en absoluto.

 

Por el contrario el escuchar a otras personas nos puede enseñar mucho y nos ayuda a ver las cosas desde una perspectiva diferente.

 Para seguir leyendo éste artículo y otros similares por favor haz click en este link

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>