Malas palabras = mala energía

Últimamente he visto en incremento en el uso de malas palabras en los medios de comunicación. Cuando yo era niño, las malas palabras eran algo que sólo la gente ignorante de clase baja utilizaban o, al menos, eso es lo que me dijeron.

El respeto al público en los medios de comunicación, especialmente en la radio era muy estricto y decir una palabra vulgar era castigado con multas muy elevadas y en algunos casos incluso la suspensión del programa.

Las damas nunca se atrevían a decir una palabra grosera y siempre se preocupaban por aprender más vocabulario y la lectura de libros para mejorar su cultura e imagen.

Los hombres generalmente las usaban para conversar con sus amigos varones y evitaban su uso en la presencia de mujeres y, si por alguna razón, una señora los escuchaba, de inmediato se disculpaban con ella.

Los padres regañaban severamente a sus hijos si les escuchaban una grosería aunque hubiera sido dicha por accidente y les lavaban la boca con jabón para que recordaran nunca decirla de nuevo.

Si quieres seguir leyendo éste artículo y otros afines por favor da click en esta liga:  http://amzn.com/B00U5MAQJS

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>