Y ahí estaba, juste frente a mí (reflexión)

Me quejaba en el teléfono celular sobre algunas cosas tontas que yo consideraba un gran problema en ese momento, cuando me di cuenta de un hombre sin hogar que caminaba hacia mí, con la ropa vieja y sucia y las bolsas que llevaba cargando en la espalda era una triste imagen, pero cuando estaba a un par de metros de mí, no podía dejar de mirarlo a la cara pues tenía un aspecto muy familiar.

Tan pronto como él me miró, me volteé de inmediato a la inversa, ya que lo había reconocido y yo no quería que él lo notara.

Él había sido un abogado penalista muy conocido que había luchado contra muchas injusticias en los años 70. Su apellido era muy famoso entre la alta sociedad de su país y yo conocía su historia muy bien.

 

Si quieres seguir leyendo éste artículo y otros afines por favor da click en esta liga:  http://amzn.com/B00U5MAQJS

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>