Tu ventaja

Hablando con algunos amigos que han logrado muchas cosas significativas en sus vidas, o al menos eso es lo que pensamos la mayoría de las personas a su alrededor, tuve algunas interesantes epifanías.

Visto desde mi perspectiva, la mayoría de ellos han logrado cosas maravillosas, uno de ellos ha escrito más de 30 libros, algunos de ellos best-sellers en diferentes países, otro tiene una empresa que ayuda a personas pobres en diferentes países, el otro tiene hizo muchas películas que fueron muy famosas en todo el mundo, y todavía es muy respetado en la industria del cine.

Sin embargo, no se ven a sí mismos como triunfadores, a pesar de que la mayoría de los que los rodean los ven como modelos a seguir.

Al hablar con ellos en una reunión, me sorprendió ver que en realidad se ven a sí mismos como personas “normales”, que siempre tienen a alguien “por encima” de ellos que admiran y desean imitar a toda costa.

Por ejemplo, le pregunté a mi amigo, que es un escritor muy exitoso, ¿cómo comenzó a escribir libros? ¿Fue difícil? ¿Era algo que siempre había querido hacer? Continúe leyendo

Repitiendo

¿Por qué estaba tan asustado de montar en bicicleta ese día? Desde niño había disfrutado el andar en bicicleta y a pesar de que ya habían pasado muchos años, el recuerdo de aquellos días alegres de andar en bici en los parques de mi niñez, estaba todavía fresco en mi mente.

Así que ¿cómo es que de repente sentí tanto miedo de subirme a esa bicicleta?

Después de todo, mi tío Richard simplemente quería que viera las hermosas vistas del este de Inglaterra ¿Qué podría salir mal?

Sólo la vista de esa bicicleta me hizo temblar. Sentí un enorme miedo en mi plexo solar que me impidió aceptar la invitación de mi tío. Continúe leyendo

Déjalos ir

Una de las cosas más difíciles en la vida es, cuando alguien a quien amamos, nos deja de forma permanente. Cuando un ser querido deja este plano físico o simplemente sigue un camino diferente, es difícil para nosotros admitirlo.

A veces hasta nos enojamos con Dios, con el Universo o simplemente con el destino, pero siempre es muy difícil de aceptar y comprender la partida.

Yo estaba hablando con un grupo de estudiantes acerca de la muerte de un famoso cantante que murió por un disparo por accidente, (Fue confundido por un sicario). Continúe leyendo

Peticiones sin respuesta

Muchas veces me he cuestionado a mí mismo, al Universo, a Dios, etc., el por qué algunas de mis peticiones, oraciones y sueños, nunca se hicieron realidad. Incluso me he sentido lastimado e ignorado debido a esto.

Sé que todos hemos pasado por una experiencia como esta, pero, a veces nos olvidamos de ella y, a pesar de ver más adelante, que los resultados que hubiéramos recibido fueron totalmente diferentes a lo que esperábamos en primer lugar, permitimos que el sentimiento de rechazo, frustración, etc., habite en nuestros corazones una vez más.

Recuerdo hace mucho tiempo, que un amigo deseaba mucho viajar a una ciudad grande no muy cercana, con sus amigos. Sus padres se opusieron a ese viaje y él se sintió muy frustrado y enojado con ellos.

Había estado planeando este viaje durante meses, pero al final, sus calificaciones en la escuela habían sido mucho menores de lo esperado y sus padres decidieron que no se había “ganado” ese viaje. Continúe leyendo

Nueva vista

La última vez que estuve allí me sentía triste y cansado. El campo parecía en ese momento seco y sin color. El clima era bueno, pero lo sentía frío y asfixiante. Había perdido a una tía que había sido como mi segunda madre toda la vida y desde ese momento, la vida sería muy diferente a lo que yo pensé que sería mi realidad eterna.

Una fotografía capturó ese momento. Nunca me atreví a ver la foto de nuevo, por lo que permaneció durante muchos años escondida en una caja.

La imagen de ese campo nunca cambió. En mis recuerdos estaba seco, frío y sombrío. Tampoco había vuelto a visitar ese lugar en todo este tiempo. Continúe leyendo

¿Esa pequeña voz?

Observaba el semáforo, esperando a que me dejara saber que podía cruzar con seguridad la avenida. Un grupo de 8 personas se juntaron a mí alrededor esperando a que la luz verde se encendiera para que pudiéramos continuar nuestro camino.

La mayoría de las personas estaban consultando sus teléfonos celulares y algunos parecían muy impacientes ya que llegarían tarde al trabajo, pues un gran número de personas empezaría su jornada laboral en unos 10 minutos. Continúe leyendo