El dolor en el cambio

¿Has notado que cuando te enfrentas a nuevas circunstancias, nuevas situaciones, como un nuevo trabajo, mudarte a una nueva casa, una nueva relación, etc., reaccionas de muchas maneras diferentes?

El miedo es la primera sensación que salta en nuestro corazón. Y a veces ese miedo es la principal razón por la que rechazamos tanto el cambio.

Y es comprensible, ya que el cambio puede ser una experiencia muy traumática en el primer instante.

Recuerdo que cuando yo era niño, me daba miedo saltar a una piscina, porque mi memoria del primer contacto con el agua a una temperatura diferente no era muy agradable. Me tomaba mucho tiempo arrastrarme lentamente dentro de la piscina y no era un evento muy agradable. Continúe leyendo

¿La verdad?

-”Yo sólo quiero saber la verdad”. Escuché a un transeúnte decirlo con desesperación. La persona que caminaba con él, en voz baja respondió: “Pero tú ya sabes la verdad”. La primera persona actuó sorprendida al principio, pero luego asintió aceptando el comentario y tristemente apartó su vista hacia la distancia en silencio.

¿Podemos ocultarnos la verdad tan fácilmente a nosotros mismos? ¿Realmente estamos constantemente evitando verla, incluso cuando está “claramente” justo frente a nuestros ojos? Continúe leyendo

El examen

Cuando estudias una materia en particular estás consciente de que después de un cierto período de tiempo, tu profesor tratará de evaluar tu nivel de aprendizaje mediante la aplicación de un examen.

La mayoría de los sistemas educativos tienen esta costumbre, de hacer los exámenes semanales, mensuales, algunos incluso más a menudo y luego, al final del período escolar.

Nadie se opone a esto. Todos lo aceptamos, si no de buen agrado, por lo menos ¡No hacemos un gran alboroto al respecto! Continúe leyendo

Inspira

He escuchado muchas veces de personas que expresan su deseo de hacer algo radical para inspirar a otros y convertirse en un modelo a seguir. Por lo general, esas personas tratan de seguir una vida que ya no corresponde con nuestro estilo de vida moderno.

Tú no tienes que ir a vivir a una cueva en una montaña remota con el fin de alcanzar la iluminación. No tienes que privarte de todas tus posesiones terrenales y convertirte en un santo para ser un ejemplo vivo para los demás. (A menos que ese tipo de vida sea tu vocación en la vida y llene tu alma de gozo, por supuesto pero como de costumbre, es una decisión personal.) Continúe leyendo

¡Reemplázalo!

Ella estaba dibujando algo en un pedazo de papel, cuando llegué a su casa, ella no parecía darse cuenta de mi presencia, así que se quedé en la entrada de la sala esperando a que me invitara a pasar. Pero ella estaba demasiado concentrada en su dibujo, por lo tuve que esperar un rato hasta que, sin apartar los ojos de su dibujo sólo murmuró: “¿Vas a quedarte en la puerta todo el día? ¿No preferirías sentarte? ”

Busqué una silla donde sentarme, pero a pesar de ser una casa victoriana muy grande y lujoso, ella no tenía muchos muebles alrededor y algunas zonas me recordaban la decoración minimalista tradicional japonesa. Continúe leyendo