Tu equipo

He estado leyendo por todas partes, acerca de la importancia de elegir a la gente con quien te rodeas. Y no estoy hablando sólo de tu equipo de trabajo, sino de las personas con quien pasas más tiempo en tu vida cotidiana.

Dicen que nos convertimos en lo que comemos, pero también, nos volvemos un poco como aquellos que nos rodean, los seres humanos somos criaturas de imitación, por lo que terminamos implementando costumbres, hábitos, ideas, conceptos, movimientos y muchas otras cosas casi sin darnos cuenta.

¿Has notado cuando tus amigos adoptan expresiones, acciones, gustos, ademanes, modismos y algunas otras características que no habían mostrado antes y, que después de un tiempo de “juntarse” con amigos comunes o conocidos, comienzan a comportarse de manera similar? Continúe leyendo

Concéntrate

Con estos “Diálogos con mi ser interno” siempre trato de recordarme a mí mismo sobre esas cosas que siento que estoy haciendo o no haciendo bien, o cuando tengo que aclarar algo en mi mente. Así que si has leído algunas de estas “notas a mí mismo” puedes ver que todavía tengo que aclarar muchas cosas en mi cabeza.

He visto últimamente que estoy haciendo demasiadas cosas todos los días y, un sentido de urgencia por terminar todo lo que empiezo está empezando a poner un poco de presión sobre mis hombros, presión que realmente no necesito ahora. Continúe leyendo

Creación

Uno de los eventos más maravillosos que puedes tener en tu vida es experimentar la creación.

Es realmente increíble lo que se puede lograr cuando te abres al proceso creativo. Si supiéramos toda la belleza que somos capaces de crear, si sólo nos permitiéramos liberar nuestras mentes, nuestras creencias limitantes y nos diéramos la oportunidad de probar algo nuevo de vez en cuando.

Entonces nos admiraríamos  de nuestros “talentos escondidos”. Tengo amigos que sólo por curiosidad han tratado alguna actividad que incluso consideraban aburrida o sin sentido, y cuando “nadie los estaba mirando” sólo se dieron la oportunidad de probar la pintura, la escritura, la escultura, equitación, alpinismo (y la lista es interminable), fueron cautivados de inmediato por la magia de esa actividad y descubrieron que eran muy buenos en ella. Continúe leyendo