¿Y tú?

¿Has notado lo difícil que eres contigo mismo/a?

Puedes admirar fácilmente a un atleta que ha logrado una marca importante en su especialidad, te gusta leer sobre las personas que han sobrevivido a situaciones difíciles y después de una terrible lucha salieron victoriosos.

Puedes sentir respeto por aquellas personas que han pasado por la humillación, la tortura y todo tipo de abusos a fin de ser fieles a sus convicciones e ideas, además de sacrificar todo en sus vidas para que puedan llegar a su destino final cubiertos de gloria.

Todos tenemos historias entre nuestra familia y amigos de personas que han pasado por un infierno real en la Tierra sólo para lograr sus sueños más profundos.

Hay ahora, una gran variedad de programas de reality shows y otros sobre personas que han logrado superar circunstancias extremas. Y nos encanta verlos y sentir admiración y respeto por aquellos valientes que, a pesar de todo, han sido fieles a sí mismos, han perdido todo por el bien de los demás y ahora son vistos como héroes. Continúe leyendo

Tu héroe

Dicen que los seres humanos siempre necesitamos a alguien para admirar, alguien a quien emular, alguien para tomar como un modelo a seguir.

Desde el comienzo de la humanidad, las historias de seres con dones especiales han existido. La mayoría de nosotros hemos soñado con ser uno de esos ídolos, poseer sus superpoderes y salvar al mundo.

Hemos apreciado esa idea desde nuestra infancia y cuando crecemos y perdemos el contacto con esas historias, las dejamos descansando en lo más profundo de nuestra mente subconsciente.

Un día nos metemos en problemas y cuando no podemos encontrar una forma de salir de ellos, comenzamos a buscar un héroe para salvarnos y llevarnos lejos de la angustia. Continúe leyendo

Está bien (Nota mental)

Está bien despertar una mañana con la sensación de estar drenado, sin tu habitual alegría de vivir encendida y decidir en ese mismo momento tomar el día libre. Sólo para reunir suficiente fuerza para continuar con tu viaje.

Es válido decidir hoy, el no sentir gratitud por las cosas buenas que tienes y, el que tu corazón sienta nostalgia de los días y personas que ya no están aquí contigo.

Es aceptable decidir el dejar que la ira y la tristeza llenen tu corazón y alma por un rato, porque estos sentimientos son una parte de tu naturaleza humana y tienen una razón para existir en ti. Continúe leyendo