Imperfecto

 

Un buen amigo mío nació con una extraña condición que afectó su cuerpo. Era muy alto y su cabeza y sus manos eran más grandes en proporción con el resto de su cuerpo.

Había sufrido mucho durante su infancia porque los otros niños se burlaban de él y le llamaban nombres que herían profundamente su alma.

Tenía que acostumbrarse a la manera en que la gente le miraba en la calle ya las preguntas impertinentes de aquellos sin modales que nunca tocaban sus corazones antes de hacer comentarios duros sobre su apariencia.

De todos modos, él tiene una personalidad maravillosa. Él es muy amable y compasivo con cada ser vivo. Él siguió una carrera en la actuación y debido a su imagen, él consiguió papeles importantes en películas internacionales. Continúe leyendo

Hazte presente

A veces nos quejamos de la falta de apoyo de nuestra familia, la falta de comprensión de nuestros amigos y conocidos y, de cuánto sufrimos nuestra soledad, en lugar de aprender de ella.

Cuando estamos en tales estados mentales, tendemos a buscar a alguien que nos escuche, queremos ser entendidos, ser apoyados.

Pero tan pronto como tratamos de encontrar esas cosas en otros, nos enfrentamos a una fría pared de indiferencia y nuestra soledad se hace aún más grande.

Todos hemos estado allí. ¿Pero te has dado cuenta, de cuando has estado del otro lado?

¿Cuántas veces has evitado a un amigo con un problema que está tratando de llegar a ti para que él / ella pueda simplemente ser escuchado?

Probablemente hubo un momento en que alguien esperaba que le prestaras un oído atento, pero tú estabas demasiado ocupado, demasiado cansado o, simplemente, no estabas “de humor.” Continúe leyendo

¿Tus límites?

 

Estaba hablando con Rick el otro día, quien estaba muy preocupado por su futuro.

Su abuelo fue médico, su padre fue médico y, sí, lo adivinaste, él se convirtió en médico también.

Había estado rodeado de médicos de todo tipo durante toda su vida. Asistió a reuniones y fiestas donde la mayoría de la gente eran doctores, todo su mundo estaba lleno de galenos aquí y allá.

Eso fue por un lado muy bueno, porque esa influencia lo había convertido en un buen médico, muy abierto a todo tipo de tratamientos, no sólo a la alopatía. Pero por el otro lado, también era una cosa terrible, porque había asumido toda su vida sólo su papel de médico. No podía concebir la idea de hacer otra cosa.

Había aceptado la limitación de ser siempre sólo un médico y la idea de tener un hobby o actividad fuera de su profesión era impensable para él. Continúe leyendo

Agotado

En los últimos años he visto entre amigos y colegas una tendencia (sí, yo incluido, por supuesto), a sentir que, si no están ocupados todo el tiempo, están perdiendo el tiempo.

Este fenómeno es más común en las grandes ciudades. Nos estamos acostumbrando a estar estresados todo el tiempo. Y si te encuentras, en un momento determinado, relajado y calmado, entonces un sentimiento de culpa se apodera de tu corazón.

Hoy en día, parece imperdonable estar relajado y feliz, por lo general se toma como un acto de “pereza”, “ociosidad” o un “desperdicio de vida”.

Lo creas o no, muchas personas viven de esa manera, todo el tiempo. Continúe leyendo

Lo externo

Constantemente hablamos de nuestras viejas ideas, creencias y conceptos negativos ocultos en nuestra mente que nos mantienen sumidos en nuestra depresión y falta de éxito.

Pero no podemos olvidar que somos habitantes de un universo físico y que hay factores externos.

Sí, nosotros creamos nuestra realidad con nuestros sentimientos y pensamientos. Sí, somos responsables de las cosas que creamos y atraemos a nuestra realidad personal y sí, hay otras personas en esta realidad local, creando y atrayendo sus propias cosas, así que no estamos solos y sí, estamos atrayendo y creando esos factores externos también.

Vamos a imaginar que eres un entusiasta de las motocicletas. Entonces, te compras una o más motocicletas y luego atraes a otras personas que sienten pasión por ellas también. Luego, tu “círculo interno” podría estar formado por personas que comparten tus aficiones y pasiones. Continúe leyendo

Cansado

He tratado de dormir más horas para ver si mi cansancio se desvanecía. Pero seguí cansado, sin energía alguna. Cuando tu ser interior está cansado, todo el descanso físico y el dormir de más, no harán ninguna diferencia.

Hay días en que te despiertas y la vida duele, por lo tanto, lo recientes y lo reflejas en tu cuerpo físico. Y, por supuesto, que te llevará más tiempo el poder ponerte de pie de nuevo, pero de todas formas tienes que hacerlo.

Como ves, es más fácil para nuestro cerebro acordarse de los malos momentos. Por lo general, recordamos más los malos eventos que los buenos, por lo que los mantenemos en la primera fila de nuestra mente consciente y esto podría ser una de las principales razones por las que seguimos repitiendo nuestros errores y manifestamos nuestros peores temores más rápido. Continúe leyendo

Tu luz

Hay días en los que no puedes encontrar la Luz en tu vida y todo se ve muy oscuro y siniestro.

Con todas las malas noticias inundando Internet y los medios de comunicación, esas trágicas historias de la familia y amigos que siempre están tan ansiosos por compartir con nosotros, incluso antes de preguntarnos cómo estamos. Los extraños en la calle que les gusta contarte sus vidas y tragedias más recientes, para ver si pueden encontrar un oído amigable, que les permita sacar su energía negativa acumulada dentro de su alma durante mucho tiempo. ¡Todo esto, añadido a tu propio equipaje emocional!

Hay días, cuando tienes que decidir el crear tu propia Luz en medio de tanta oscuridad inducida. Continúe leyendo

Está bien (Nota mental)

Está bien despertar una mañana con la sensación de estar drenado, sin tu habitual alegría de vivir encendida y decidir en ese mismo momento tomar el día libre. Sólo para reunir suficiente fuerza para continuar con tu viaje.

Es válido decidir hoy, el no sentir gratitud por las cosas buenas que tienes y, el que tu corazón sienta nostalgia de los días y personas que ya no están aquí contigo.

Es aceptable decidir el dejar que la ira y la tristeza llenen tu corazón y alma por un rato, porque estos sentimientos son una parte de tu naturaleza humana y tienen una razón para existir en ti. Continúe leyendo

La causa

Estaba hablando con un amigo acerca de todas esas extrañas cosas y eventos “negativos” en nuestras vidas.

Según él, su vida siempre había sido muy dura y difícil. Muchas veces se ha quejado de todas las cosas que tuvo que pasar para sobrevivir, mientras que la mayor parte de sus amigos y familiares, tuvieron una vida más relajada y cómoda, (por lo menos desde su punto de vista).

Él tuvo que superar varios obstáculos en su pasado, con el fin de lograr algunas cosas que, otras personas obtuvieron o consiguieron de una forma muy “relajada”, de acuerdo con su propio análisis.

Estaba a punto de repasar una vez más, la lista de dificultades que había tenido que afrontar desde el principio de su vida hasta esta mañana, cuando me vi obligado a interrumpir su letanía, con el fin de evitar otros 45 minutos más de dudas. Continúe leyendo

Un alma difícil de comprender

 

Una de las cosas más difíciles que he tenido que enfrentar, es cuando he tratado de aplicar mi teoría en mi propia vida.

Pensamos que estamos tan “preparados” y somos tan “sabios” que podemos dar consejo a todos los que vienen y nos dicen sus problemas. Pero cuando somos los que estamos en esa situación, la aplicación de los mismos “consejos” a nuestro propio caso particular, no es tan fácil, como cuando les decimos a los demás lo que deben hacer con sus vidas para llegar a la felicidad y al éxito.

Pero ¿Y si pretendieras por un momento que tú eres el “asesor” externo cuando estás en problemas o con duda? ¿Qué le dirías a otra persona? ¿Podrías seguir tu consejo? ¿Puedes “predicar con el ejemplo”?

He visto muchos “coaches de vida ” que no pueden seguir sus propias recomendaciones. También me he visto a mí, ¡justificar mis propios errores de una manera brillante! Continúe leyendo