Mal día

Hay días en los que te gustaría quedarte en la cama todo el día sin saber del mundo exterior. Esos días en los que quisieras dormir todo el tiempo para no tener que hacer frente a un montón de problemas, personas y situaciones que te hacen sentir abrumado y harto de todo.

Muchas veces nos sentimos como si no pudiéramos seguir adelante, sentimos que estamos llevando todo el mundo sobre nuestros hombros y, cuando las cosas se complican aún más, encontrar nuevas respuestas y soluciones es una tarea casi imposible, o al menos así nos lo parece. Continúe leyendo