No puedo aprender por ti

Para ti, que quieres aprender todo ¡ya!

 

A veces desearíamos que otras personas supieran lo que sabemos y, que pudieran hacer lo que hacemos y que fueran tan buenos como nosotros en hacer algunas cosas.

Nos frustramos cuando nuestros hijos o personas cercanas a nosotros no pueden ver el mundo de la misma manera que nosotros. Pensamos que, si pudieran ver las cosas desde nuestra perspectiva, las cosas serían mucho más fáciles para ellos.

A veces es tan difícil tratar de explicar algunas situaciones cuando las vemos desde el exterior. Pero para la gente que está “adentro” las cosas se ven complejas y abrumadoras. Y, por supuesto, no podemos entender por qué no pueden ver cosas que son tan “obvias” para nosotros.

Pero en estos casos, somos culpables también, rara vez nos paramos a pensar que los demás tienen un camino de aprendizaje muy diferente al nuestro. Necesitan pasar por las dificultades y los “problemas” que enfrentan ahora para crecer y volverse más sabios. De hecho, tú estás haciendo lo mismo ahora y es por eso que todos estamos aquí.

Por otro lado, más tarde cambiarás de lugar con ellos, por lo que verán tus errores y “problemas” con la misma frustración con la que los estás viendo en este momento.

No puedo aprender a hacer algo en tu nombre. Debes tratar de obtener tu propia experiencia, para que realmente puedas aprender y aplicar ese aprendizaje a tu propia vida.

Por ejemplo, yo tuve que aprender a patinar por mi cuenta. Tuve que intentarlo y fracasé, tuve que caerme cientos de veces, tuve que rasparme las rodillas un sinfín de ocasiones hasta que pude controlar mi equilibrio y mi cerebro obtuvo la “habilidad” para hacerlo. Entonces, yo me hice un buen patinador en mi adolescencia.

Pero no puedo yo hacer el trabajo, para que tú puedas aprender la lección también.

Sí, hay algunas cosas que puedes aprender de la experiencia de los demás, puedes evitar muchas desgracias aprendiendo de los errores de otros, pero, la mayoría de las cosas, necesitas vivirlas, caerte y levantarte de nuevo para que puedas adquirir la lección.

Debes de experimentar todo por tu cuenta, es parte de la emoción de la vida. Tu crecimiento depende de tu disposición a experimentar este universo en tu propia piel.

Yo también estoy aprendiendo, es por eso por lo que todavía estoy aquí. Te están entrenando para convertirte en un mejor tú. No puedo hacer todo el trabajo por ti, pero podemos aprender juntos.

Sí, puedo compartir mis experiencias contigo, puedo compartir mis puntos de vista contigo, puedo decirte cómo lo hice yo, pero ahora tienes la oportunidad de reunir tus propios conocimientos, construir tu propio equipaje y lograr tus propios objetivos, para que en el futuro puedas compartirlo conmigo y con otras personas que aparecerán en tu camino con ganas de aprender también.

No puedo hacer el trabajo en tu nombre, pero estoy aquí para compartir la experiencia. Y una carretera compartida se siente siempre menos empinada y peligrosa.

Después de todo, todos estamos en el mismo barco.

Personal

Hoy en día reaccionamos demasiado rápido a los acontecimientos externos. Estoy hablando de la forma en que tomamos las palabras de otras personas.

Estás caminando tranquilamente por la calle, ocupándote de tus propios asuntos y de repente alguien aparece en la esquina y choca contigo. Esa persona comienza a gritarte como si fuera culpa tuya el estar en su camino y comienza a decir cosas horribles sobre ti. La gente mira la escena sin darle importancia y sigue su camino, pero para ti fue un evento muy traumático.

No puedes entender por qué esa persona está en tal cólera cuando ni siquiera se estrellaron a propósito.

Pero tuviste que escuchar toda una lista de adverbios y, probablemente, incluso aprendiste algunos nuevos, sin entender la verdadera razón de ello.

O alguien que conoces tiene un tipo muy particular de humor y de repente dice una broma sobre ti que tomas como una ofensa, pero que no era su intensión. Continúe leyendo

Es por ti

Gracias a nuestro actual sistema escolar, estamos prácticamente obligados a estudiar diferentes materias. Normalmente, el estudiante promedio aprende cosas para pasar una prueba. Después del examen suelen olvidarse de todo, si es que no usan esa información con frecuencia.

Estamos acostumbrados, desde muy temprana edad, a aprender como una obligación. Por lo tanto, lo tomamos como un trabajo duro y tendemos a verlo como algo aburrido y difícil. Algunos padres incluso lo usan como un castigo. No es de extrañar por qué lo tomamos como una carga en lugar de una bendición.

Tan pronto como salimos de la escuela nos sentimos “libres” porque no tendremos que seguir leyendo libros y estudiando temas extraños durante horas. Y mantenemos intacto nuestro concepto del estudio. Hasta que un día, descubrimos un tema que nos fascina.

Entonces, estudiar ese tema se convierte en un placer. Cuanto más nos atrae, más pasamos el tiempo investigándolo.

Es hasta ese momento que comprendemos el verdadero placer de aprender. Continúe leyendo

Experiencia

Estaba hablando con un amigo que es mayor que yo, sobre su vida y la experiencia que ha ganado a través de los años.

Cuando yo era niño, tenía la idea de que la vida nos da experiencia a través de diferentes eventos y que cada anciano era sabio y experimentado en todas las áreas de la vida.

Siempre pensé que alguien que había estado en este planeta durante muchas décadas había sido capaz de reunir todo el conocimiento en el mundo, pero esa idea comenzó a desaparecer a medida que crecí y tuve que trabajar con muchos ancianos.

Mi amigo que ha estado en esta Tierra por un poco más de 8 décadas se sorprendió con mis conceptos y me dijo que la experiencia y la fuerza no eran dependientes de la edad sino de la resistencia. Continúe leyendo

Conocimiento

Recuerdo ese día cuando un amigo mío me estaba enseñando cómo reparar un filtro de aceite en su coche. Tenía yo unos 10 años de edad, mi amigo era mucho mayor que yo y era muy paciente.

Las horas pasaron desapercibidas y me quedé deslumbrado con todas las piezas dentro de un motor. Mi amigo estaba tan sorprendido de mi compromiso de aprender más sobre los motores, que me invitó en una ocasión diferente para ensamblar un motor completo para un coche que estaba él reconstruyendo. Continúe leyendo

Está a punto de volverse más fácil

Lo sé, estos han sido tiempos muy difíciles, muchas pruebas, muchas lecciones todavía por aprender, pero si miras ahora hacia atrás, podrás contemplar un largo y abrupto camino detrás de ti.

Si te hubieran dicho que ese camino iba a ser tan accidentado, probablemente habrías elegido un camino diferente. Sin embargo, estás aquí ahora, has transitado esa escabrosa carretera y en este momento te encuentras, más alto, más fuerte, más sabio. ¡Felicitaciones!

Cuando aprendí a patinar por mí mismo, tuve que caer muchas veces, rasparme las rodillas, chocar contra otros patinadores, postes de luz, paredes y muchos otros objetos que encontré en mi camino hacia al dominio del patinaje. Fue un período de aprendizaje muy doloroso, pero valió la pena. Continúe leyendo

Buena condición espiritual

La mayoría de mis amigos siempre están buscando consejos y orientación para estar físicamente en forma. Esta es una tendencia común hoy en día en todo el mundo.

Pero a pesar de caminar mucho, comer solo comida saludable y cuidar de mí mismo tanto como puedo, a veces siento que la parte más débil y desatendida de mi es mi ser interior.

Así que, después de hacer algunas investigaciones, he encontrado algunos consejos para aumentar la fuerza interior y sentirse más poderoso cada día.

Algunos de estos consejos podrían no aplicarse en tu caso, pero inténtalos de todos modos y ve si obtienes mejores resultados. Continúe leyendo

Posponiendo tu bienestar

“Y cuando tenga una casa nueva, entonces estaré feliz”, dijo esta mujer a su compañera en voz alta como si quisiera que todo el mundo se enterara.

“Entonces sabré que todo lo que he hecho ha valido la pena, todo el dolor, todo el trabajo duro, mi sufrimiento.” La señora que estaba sentada a su lado la miró en silencio.

“Entonces seré capaz de sonreír de nuevo y saber que todo estará bien. Concluyó con un tono triunfal.

La señora que viajaba con ella le preguntó después de unos segundos: “¿Cuánto tiempo has esperado que eso suceda?”

“Treinta años” contestó la primera dama. Continúe leyendo

Equivocaciones

Yo estaba parado en medio del gimnasio, con todos mis compañeros de clase mirándome de forma burlona, al ver mis intentos por defenderme de mi oponente.

Yo era el chico más pequeño de la clase, en edad y tamaño, pero en ese momento yo no estaba muy interesado en su opinión sobre mí.

Amaba las Artes Marciales y, a pesar de mis esfuerzos, el combate terminó muy mal para mí.

Pero en ese momento en particular, por alguna razón eso fue irrelevante para mí, después de ese humillante ejercicio, mi maestro hizo una larga lista de todos los terribles errores que había cometido en ese momento. En realidad, hice todos los errores conocidos y desconocidos que figuran en el manual. Pero yo estaba tan concentrado en mi pasión por el entrenamiento, que no sonó ni intimidante, ni desalentador para mí. Continúe leyendo

Contribución

Una de las cosas más difíciles con la que he tratado de acabar de una vez, es esa sensación de no hacer lo suficiente para hacer este mundo mejor para mí y para los demás.

A veces me siento tan inútil e impotente mientras trato de encontrar una mejor manera de hacer las cosas. Me gustaría que hubiera una “aplicación” en mi mente para ayudarme a encontrar la mejor y más rápida manera de lograr esos sueños largamente esperados y no cumplidos en mi corazón.

Pero, supongo que a veces la Vida tiene formas de “ayudarte” a aprender las cosas más rápido y eso es al darte experiencias en las que puedas aplicar esas cosas que has estado leyendo y aprendiendo a través de muchas fuentes diferentes. Pero cuando los tiempos llegan para que “utilices” esas herramientas que has recibido a lo largo de tu vida, es cuando de verdad adquieres “conocimiento”.

Es muy divertido escuchar a aquellas personas que creen que su “verdad” es la única realidad que existe. Y se pueden encontrar ejemplos en todas partes y en todos los niveles. Desde gente común hasta profesores de universidades de prestigio en todo el mundo.

Todos nos aferramos a nuestra propia “verdad” en particular y, desde nuestra perspectiva, lo que otros piensan es sólo basura infundada. Sí, estoy seguro de conoces muchos ejemplos de estos también. Continúe leyendo