Aprendiendo del árbol de la yuca

Las lecciones están en todas partes.

Si observamos por todos lados con cuidado, todo el tiempo, hay una lección que aprender, una señal, un mensaje, algo por el estilo.

Dicen que el conocimiento se oculta, en espera de ser descubierto, pero ¿realmente se oculta? o estamos demasiado distraídos para verlo. Si lo vemos, ya no es “oculto” y la mayoría de las veces es en realidad bastante evidente.  Lo que pasa es que nunca lo notamos, pero por lo general está justo en frente de nosotros todo el tiempo.

La mayor parte de nuestra fuerza interior, nuestro verdadero poder, está siendo drenada por las viejas creencias, aquellas que nos enseña a ser humildes, y no a brillar.

Teníamos que ser “humildes” y hacernos “invisibles” para no ser considerados, arrogantes o presumidos.

Pero hablaremos de la humildad en otro momento. Continúe leyendo

Piel muerta

Me acabo de encontrar la piel de una serpiente o, más bien, lo que quedaba de ella. Era como una manguera transparente que sigue mostrando los patrones de sus escamas. Era difícil creer que una vez fue la piel real de una de esas serpientes marrones. Cuando nos fijamos en ellas, su piel se ve tan brillante y firme. Esta piel se veía tan frágil y seca ahora. Era piel muerta.

Supongo que la serpiente no hizo un gran alboroto y drama por dejar su piel atrás. Ella sólo se deshizo de la cobertura muerta y la dejó ir sin mirar hacia atrás para ver si todavía había una parte de ella que pudiera ser reutilizada. Continúe leyendo