Tu imagen mental

 

Dicen que debemos estar claros a dónde vamos, para llegar al lugar que deseamos llegar. Y eso es verdad.

Estoy seguro de que la mayor parte del tiempo, sales de tu hogar con un destino en mente. Cuando tomas el metro, un taxi, o te subes a tu auto, tienes un punto final definido en tu mente. De lo contrario, tú y otras personas se molestarían fácilmente. Especialmente los conductores de taxi, pues a ellos les gusta saber a dónde te llevarán, en vez de conducir como hormigas perdidas por toda la ciudad.

En la vida, se considera una buena práctica tener metas para lograr, lugares para ir y gente a quienes amar. Y eso es bueno también.

El verdadero problema surge, cuando se tiene una “imagen mental fija” de cómo deben suceder las cosas. Continúe leyendo

El rompecabezas

Yo estaba escuchando a un grupo de personas en un evento que estaban hablando de lo buenos que eran en diferentes expresiones del arte. Algunos de ellos eran grandes pintores, otros eran magníficos músicos, algunos otros eran maestros en muchas otras disciplinas y, eso está muy bien, se podría esperar encontrar todo ese talento en una galería. Eso es normal.

Pero lo que fue muy interesante, al menos para mí, fue el resto de cosas que amaban y que no tenían nada que ver con su talento principal. Había un pintor que le encantaba cocinar postres, crecer sus propias verduras y el senderismo. Un guitarrista que amaba la observación de aves, diseño web y hacer su propia mermelada. Continúe leyendo