Presta atención

Cuando me desperté esta mañana, vi la fecha en mi calendario y tuve que comprobarlo dos veces porque no podía creer que fuera cierto.

¿Dónde pasaron todos esos días? ¿Cómo estamos tan avanzados en el año? El tiempo vuela y cuando tratamos de mirar hacia atrás para ver a dónde se fue el tiempo, nos damos cuenta de que hemos perdido completamente su pista.

No puedo creer que hace diez años mi vida era completamente diferente, mi mentalidad era diferente e incluso mi estilo de vida era diferente.

Muchos de mis amigos y personas con quienes he trabajado ya no están entre nosotros. Cuando empecé a hacer una lista de todas las personas que se habían ido, me sorprende de cuán grande es. ¿Dónde están todos?

Incluso mis gustos y pasatiempos ya no son los mismos. Todavía disfruto de muchas cosas “antiguas”, pero mis intereses y actividades han cambiado mucho. Algunos de ellos de forma radical.

Sí, estoy envejeciendo, pero todavía no me siento viejo. Tal vez el tiempo ha pasado tan rápido que no tuve tiempo de darme cuenta. Continúe leyendo

Presta atención

Cuando me desperté esta mañana, vi la fecha en mi calendario y tuve que comprobarlo dos veces porque no podía creer que fuera cierto.

¿Dónde pasaron todos esos días? ¿Cómo estamos tan avanzados en el año? El tiempo vuela y cuando tratamos de mirar hacia atrás para ver a dónde se fue el tiempo, nos damos cuenta de que hemos perdido completamente su pista.

No puedo creer que hace diez años mi vida era completamente diferente, mi mentalidad era diferente e incluso mi estilo de vida era diferente.

Muchos de mis amigos y personas con quienes he trabajado ya no están entre nosotros. Cuando empecé a hacer una lista de todas las personas que se habían ido, me sorprende de cuán grande es. ¿Dónde están todos?

Incluso mis gustos y pasatiempos ya no son los mismos. Todavía disfruto de muchas cosas “antiguas”, pero mis intereses y actividades han cambiado mucho. Algunos de ellos de forma radical.

Sí, estoy envejeciendo, pero todavía no me siento viejo. Tal vez el tiempo ha pasado tan rápido que no tuve tiempo de darme cuenta. Continúe leyendo

¡Desapégate!

Estamos escuchando últimamente más a menudo sobre el desapego. Desapego a cosas materiales, a lugares, a personas, etc.

Para la mayoría de las personas, es más fácil separarse de individuos, alimentos o lugares, que ser la “víctima” del desapego.

Puedes entrenar a tu mente para separarse de un lugar, de un cierto alimento o hábito. Un poco más difícil para muchos es “evitar” personas tóxicas que no nos están ayudando con nuestro proceso de crecimiento.

Especialmente cuando ciertas personas sienten que las estás evitando por las razones equivocadas. Podrían pensar que te estás haciendo demasiado “selectivo” o que te estás volviendo muy egoísta o que simplemente ya no te interesas más en ellos.

Pero por favor no caigas en ese juego esta vez. Continúe leyendo

Antes de…

Tengo un amigo que es muy impaciente y cada vez que hablas con él y estás tratando de terminar una frase, él te interrumpe con la primera palabra que viene a su mente, tal vez para ayudarte a terminar más rápido. A veces es la palabra que estabas a punto de decir, pero la mayoría de las veces es una palabra que no tenía nada que ver.

La gente suele mirarlo con enojo0 y probablemente piensan algo como: “Gracias, pero no necesito que me ayudes a hablar, ahora si me dejas continuar …” ÉL se da cuenta de que no estás muy contento con su interrupción y guarda silencio por unos segundos, pero dos o tres frases más tarde comienza a interrumpir de nuevo.

Huelga decir que si no estás perfectamente centrado en lo que estás diciendo, todas sus interrupciones hacen que tu mente se aleje del tema principal y termines hablando de algo totalmente diferente. Continúe leyendo

Atención



Hemos hablado ya mucho sobre la importancia de poner nuestra atención a las cosas positivas en nuestra vida. Las consecuencias de prestar mucha atención a los malos acontecimientos en el mundo que nos rodea y nuestra responsabilidad como co-creadores de esta realidad.

Pero recuerda que la atención debe estar acompañada por intención, de lo contrario carecerá de un ingrediente muy importante. Ambos elementos van a dar el poder a nuestros pensamientos y deseos.

La intención dará un propósito definido a nuestras visualizaciones y acelerará los resultados.

Esa atención cargada, inyectará poder a lo que esté dirigida, recuerda que tan pronto como diriges tu atención a un tema diferente, la energía se desplaza hacia el nuevo tema y desaparece del primero. Así que trata de no pasar a un pensamiento negativo con el fin de mantener la misma frecuencia e incluso aumentar su poder. Continúe leyendo

Lo externo

Constantemente hablamos de nuestras viejas ideas, creencias y conceptos negativos ocultos en nuestra mente que nos mantienen sumidos en nuestra depresión y falta de éxito.

Pero no podemos olvidar que somos habitantes de un universo físico y que hay factores externos.

Sí, nosotros creamos nuestra realidad con nuestros sentimientos y pensamientos. Sí, somos responsables de las cosas que creamos y atraemos a nuestra realidad personal y sí, hay otras personas en esta realidad local, creando y atrayendo sus propias cosas, así que no estamos solos y sí, estamos atrayendo y creando esos factores externos también.

Vamos a imaginar que eres un entusiasta de las motocicletas. Entonces, te compras una o más motocicletas y luego atraes a otras personas que sienten pasión por ellas también. Luego, tu “círculo interno” podría estar formado por personas que comparten tus aficiones y pasiones. Continúe leyendo

Feliz

Me sentía contento esa mañana. En realidad estaba disfrutando de esa sensación de “nada está mal en el mundo”, cuando de repente el hemisferio izquierdo de mi cerebro le preguntó al hemisferio derecho ¿qué era lo que lo tenía tan contento?

Tal vez este estado inusual de felicidad fue demasiado sospechoso para ese lado del cerebro que siempre está analizando y cuestionando todo el tiempo.

Por supuesto, se las arregló para encontrar más de una “razón” para dejar “el exceso de felicidad” y dedicar tiempo para procesar  información más “útil” y preocupante.

Así que mi mente comenzó a hacer una lista de todas aquellas cosas en mi pasado que estaban sin terminar, poco claras e injustas ante mis ojos para que pudiera volver al patrón regular de intranquilidad, más natural y más popular en estos días en este mundo. Continúe leyendo

¿Estás colapsando?

A veces sentimos que las cosas dentro de nuestra mochila emocional se están poniendo demasiado pesadas para cargarlas, entonces falla nuestra fuerza interior y terminamos cayendo al suelo.

A parte del dolor y el entumecimiento que la caída causa en nuestro corazón, finalmente decidimos volver a levantarnos, pero a veces incluso cuando estamos de pie de nuevo, sentimos nuestra alma destrozada y no podemos volver a armar nuestros pedazos. Continúe leyendo

Puertas

No soy una persona muy sociable. No es que no me guste conocer gente nueva, por el contrario, me encanta conocer gente nueva, pero lo que no me gusta es estar en medio de grandes multitudes.

Me gusta enfocarme en un pequeño grupo de personas para que podamos llegar a conocernos bien y pueda darles a estos nuevos amigos, la atención adecuada. Pero cuando tienes que conocer a muchas personas al mismo tiempo, por lo general es cuando hago mutis por la izquierda.

No me malinterpretes, no estoy realmente antisocial, (bueno, no mucho.) Pero creo que cada persona que conozco, es como una nueva ventana que me permite ver nuevos paisajes, nuevas ideas, nuevas experiencias, etc. Continúe leyendo

¿Estás orgulloso?

Después de todos estos años de vivir tu vida a tu manera.  Después de la adquisición de hábitos, ideas, habilidades y conocimientos y, de convertirte en la persona que eres ahora. ¿Qué opinas del resultado? ¿Estás orgulloso de tu vida?

Y estoy hablando de manera general, no de cosas en específico.

Sé que hay muchas cosas que has logrado y que pueden hacer que te sientas orgulloso de ti mismo. Y sí, hay miles de cosas que no has alcanzado todavía, pero que no deben hacer que te sientas menos orgullosos de quien eres ahora.

La verdad es que estamos aquí para aprender, explorar y experimentar, con el fin de mejorarnos a nosotros mismos. Y como bien sabes, de vez en cuando aprendemos la lección de inmediato, otras veces tenemos que repetirla, pero al final, siempre terminamos siendo una persona diferente.

El verdadero problema viene, cuando sentimos la necesidad de “continuar” con nuestras viejas ideas, hábitos y respuestas. Si ves las cosas ahora, del mismo modo en que las veías hace 10 años, entonces no has avanzado ni un centímetro.

A medida que pasa el tiempo, adoptamos la creencia de que no hay que cometer más errores, o al menos, no tan a menudo.

Pero, ¿quién puede vivir una vida sin cometer errores?

Nadie.

Para seguir leyendo este artículo y otros similares, Haz Click Aqui.