Extraño

¿Has notado cómo tendemos a preocuparnos como locos, tener los pensamientos más negros, imaginar los peores escenarios, sobre estresar nuestro cuerpo y perder el sueño y el hambre a lo tonto?

Y después de todo eso, las cosas se resuelven de maneras extrañas al final.

Nos sentimos tan aliviados después de que las cosas no salieron tan mal como nos imaginábamos, que nos olvidamos de mirar hacia atrás y ver todos esos detalles desagradables que nos robaron nuestra salud y paz mental.

Así que cuando te llegue la próxima prueba, ¿vas a pasar una vez más por el mismo proceso de preocupación, pérdida de sueño-apetito y daño a tu salud? Continúe leyendo