Tolerar

El otro día mientras daba un largo paseo por el parque, estaba reflexionando sobre por qué a veces nos sentimos incómodos con la forma en que nuestra vida se desarrolla.

Recuerdo haber llegado a pensar que, mientras me sintiera bien, se suponía que mi vida y todo lo que me rodeaba estaría bien y no debería mover nada para cambiarlo.

No estoy diciendo que debas sentirte incómodo con tu vida todo el tiempo, esa no es la verdadera razón para estar aquí. Pero una vez que notas que “nada cambia” que las cosas son iguales, como de costumbre y, comienzas a sentir que no estás “avanzando” en el camino de tu vida, entonces es hora de escuchar esa pequeña voz en tu cabeza que está tratando de decirte algo muy importante.

Algo que tal vez estés fingiendo ignorar. Continúe leyendo

Deshazte de eso

Cuando planificamos una limpieza de primavera o el mudarnos a un nuevo hogar, una de las cosas más difíciles de hacer es, decidir qué conservar y de qué deshacerse.

Igual sucede cuando quieres limpiar tu vida o tus contactos de la agenda.

A veces, cambiar tu entorno social es lo más difícil de todo. Dejar atrás una amistad es muy difícil para algunos, se sienten mal por la otra persona y la mayoría de veces, la verdad es que no le hemos visto en meses o incluso años.

Si alguien no tiene ningún interés en ponerse en contacto con nosotros, podemos eliminar la etiqueta “amigo” de ellos sin remordimientos. Continúe leyendo

El peso

Yo observaba a un grupo de hormigas que llevaban entre varias un gran trozo de pan, probablemente a su hormiguero y, no pude dejar de notar a una de ellas, que llevaba un pedazo más pequeño y se movía más rápido que el resto.

Lo que me llamó la atención fue que una parte de su trozo de pan estaba recargado sobre una de las esquinas de la pieza más grande que las otras estaban llevando juntas. Así que estaba frenando a las otras hormigas con el peso extra de su trozo de pan y las demás parecían no darse cuenta de ello. Continúe leyendo