Tu sala de trofeos

Me gustaba observar en silencio todos los tesoros que un amigo tenía en su estudio. Las paredes estaban cubiertas por fotos, trofeos, premios y cosas por el estilo.

A lo largo de su vida, él había conocido y hecho amistad con muchas celebridades de diferentes partes del mundo, algunos de ellos habían sido elementos clave en la historia humana.

Un día, mientras yo descubría más “tesoros” escondidos como libros autografiados, honores y reconocimientos. Mi amigo llegó y se sentó en su escritorio. Con gracia observaba como yo disfrutaba viendo su impresionante colección de recuerdos.

Para él, estos fueron testigos de su propia historia. Sus logros, sus fracasos, lo bueno y lo malo, pero siempre un recuerdo de la lección aprendida estuvo presente en cada objeto contenido en ese salón.

Cada vez que mostraba su “sala de trofeos” a otras personas, hablaba de la lección aprendida, la experiencia vivida y los cambios que ese evento causó en su vida. Nunca mostró sus “trofeos” para presumir o para humillar a los demás. Por el contrario, él siempre trató de motivarlos para lograr cosas maravillosas para que ellos también pudieran tener su habitación llena de recuerdos y experiencias para compartir con el mundo.

Había aprendido a vivir y a ser feliz y, a ayudar a otros a encontrar su felicidad, no para tratar de impresionar a nadie más. Continúe leyendo

Contribución

Una de las cosas más difíciles con la que he tratado de acabar de una vez, es esa sensación de no hacer lo suficiente para hacer este mundo mejor para mí y para los demás.

A veces me siento tan inútil e impotente mientras trato de encontrar una mejor manera de hacer las cosas. Me gustaría que hubiera una “aplicación” en mi mente para ayudarme a encontrar la mejor y más rápida manera de lograr esos sueños largamente esperados y no cumplidos en mi corazón.

Pero, supongo que a veces la Vida tiene formas de “ayudarte” a aprender las cosas más rápido y eso es al darte experiencias en las que puedas aplicar esas cosas que has estado leyendo y aprendiendo a través de muchas fuentes diferentes. Pero cuando los tiempos llegan para que “utilices” esas herramientas que has recibido a lo largo de tu vida, es cuando de verdad adquieres “conocimiento”.

Es muy divertido escuchar a aquellas personas que creen que su “verdad” es la única realidad que existe. Y se pueden encontrar ejemplos en todas partes y en todos los niveles. Desde gente común hasta profesores de universidades de prestigio en todo el mundo.

Todos nos aferramos a nuestra propia “verdad” en particular y, desde nuestra perspectiva, lo que otros piensan es sólo basura infundada. Sí, estoy seguro de conoces muchos ejemplos de estos también. Continúe leyendo

La causa

Estaba hablando con un amigo acerca de todas esas extrañas cosas y eventos “negativos” en nuestras vidas.

Según él, su vida siempre había sido muy dura y difícil. Muchas veces se ha quejado de todas las cosas que tuvo que pasar para sobrevivir, mientras que la mayor parte de sus amigos y familiares, tuvieron una vida más relajada y cómoda, (por lo menos desde su punto de vista).

Él tuvo que superar varios obstáculos en su pasado, con el fin de lograr algunas cosas que, otras personas obtuvieron o consiguieron de una forma muy “relajada”, de acuerdo con su propio análisis.

Estaba a punto de repasar una vez más, la lista de dificultades que había tenido que afrontar desde el principio de su vida hasta esta mañana, cuando me vi obligado a interrumpir su letanía, con el fin de evitar otros 45 minutos más de dudas. Continúe leyendo

El peso

Yo observaba a un grupo de hormigas que llevaban entre varias un gran trozo de pan, probablemente a su hormiguero y, no pude dejar de notar a una de ellas, que llevaba un pedazo más pequeño y se movía más rápido que el resto.

Lo que me llamó la atención fue que una parte de su trozo de pan estaba recargado sobre una de las esquinas de la pieza más grande que las otras estaban llevando juntas. Así que estaba frenando a las otras hormigas con el peso extra de su trozo de pan y las demás parecían no darse cuenta de ello. Continúe leyendo

No te hagas esto a ti mismo (recordatorio a mí mismo)

La mayoría de nosotros tratamos de ser amables con los demás, tenemos cuidado de no ofender o faltar al respeto a la integridad de nuestros semejantes, incluso a veces hacemos cosas extraordinarias para ayudar y proteger a otras personas y animales en necesidad.

Todo eso es maravilloso y digno de alabanza ¡estoy a favor de todo eso! No hay nada mejor que ayudar a los demás y hacer lo mejor para el planeta y todos sus habitantes. Continúe leyendo

Ayuda a los demás y ayúdate a ti mismo

Me da gusto saber que ahora cada vez más personas están optando por ayudar a los demás para ayudarse a sí mismos, esto gracias a varios estudios realizados por diferentes universidades de todo el mundo, que muestran la importancia del altruismo para mejorar nuestra propia salud.

Ayudar a los demás ha demostrado que aumenta nuestro sistema inmunológico y varias enfermedades han disminuido su daño al cuerpo o incluso desaparecido en algunos casos, gracias al incremento de nuestras defensas naturales causado por el sentimiento que nos da el ayudar a los demás. Continúe leyendo

Ayudar

Ahora estamos listos para empezar a vivir nuestra nueva vida, pero tenemos que recordar que somos co-creadores de esta realidad, por lo tanto, somos parte de este Universo y todo lo que hagamos va a afectar al esto de la creación.

Si vemos al mundo de esa manera, vamos a ver que cada palabra, pensamiento y acción tendrán repercusiones extendidas.

Eso significa que lo que conocemos como el Karma nos dará exactamente lo que demos al Universo. Karma es un concepto muy difícil de definir, como siempre, depende de la escuela de pensamiento al que pertenezcas y su significado varía en consecuencia. Pero una definición muy general sería que de acuerdo a tu acción será su recompensa. Si actúas bien, obtendrás buena recompensa (algunas escuelas dicen que se te regresará el doble o triple) si actúas mal recibirás lo mismo a cambio . Continúe leyendo