¡Encuéntralas ahora!

 

Algunos días son difíciles de olvidar. Si tuviste un día lleno de momentos maravillosos, ese día se convierte en un recuerdo para toda la vida. Si tuviste un día lleno de problemas y momentos amargos, ese día también se convertirá en un recuerdo para toda la vida.

Afortunadamente, esos días son muy raros. Por lo general, nuestros días son una combinación de incidentes buenos y malos.

La única diferencia es que la mayoría de la gente está acostumbrada a enfocarse en aquellos eventos que los hacen sentir mal. Los tenemos en un compartimiento especial en la mente y parece que sentimos un “placer” extraño al recordarlos con frecuencia en reuniones que terminan siendo “competencias de adversidades” donde gana quien más ha sufrido.

Sé que interpretar a la víctima, ayuda a algunas personas a atraer más atención sobre ellas y, sí, quién no disfruta de los “15 minutos de fama” de vez en cuando. Continúe leyendo

La dicotomía del silencio

Cuando ves a alguien sufriendo y, no hay nada que puedes hacer para ayudarlo a salir de su miseria, la mayoría de las veces tratarás de consolarlo  con palabras de aliento.

En esos casos, las palabras correctas son difíciles de encontrar y, muchas veces terminamos diciendo las incorrectas, incluso cuando nuestra intención era buena.

Hemos hablado muchas veces sobre las ventajas y bendiciones del silencio, cuán importante es guardar silencio cuando existe el riesgo de herir a alguien.

Pero como todo en esta vida, siempre hay dos lados para cada cosa y caer en sus extremos es extremadamente fácil.

Algo en demasía puede hacer mucho daño. Continúe leyendo

Joven

Me alegra el poder decir que he tenido el privilegio y bendición a lo largo de mi vida, de haber sido capaz de conocer y trabajar con personas que han sido considerados los mejores en sus respectivas especialidades y por haber aprendido mucho de ellos.

Estaba platicando con una amiga que está muy preocupada con el envejecimiento. Ella no es tan vieja, pero siente que su cuerpo ya no está respondiendo como antes y ahora su mente está centrada en sus “faltas” en vez de hacer algo al respecto. (La falta de movilidad, falta de concentración, falta de sueño, etc.)

Justo le estaba platicando de esas personas que he conocido en mi vida y que han tenido mucho éxito y, su principal característica, había sido la “actividad”. Ellos siguen moviéndose todo el tiempo, caminan mucho, siguen estudiando nuevos temas mucho, están abiertos a nuevas ideas y disciplinas mucho, hacen mucho ejercicio y cuidan sus dietas mucho. Continúe leyendo

Dejando atrás…

Después de un largo período de dificultades de vida. Después de que toda prueba dura ha sido dominada, lo más difícil es dejar los malos sentimientos atrás.

Pasar por encima de una mala experiencia no significa que tienes que fingir que el daño nunca existió. Sólo significa que ya no está dirigiendo tu vida.

Sé que hay cosas que no serás capaz de olvidar, pero al menos toma el poder que una vez les diste para guiar el curso de tu vida durante un tiempo y, retómalo una vez más.

Una vez pensé que yo no era lo suficientemente bueno y que no merecía ser feliz y próspero, esos pensamientos gobernaron mi vida durante mucho tiempo. Después de descubrir que no había ninguna persona ni influencia externas que tuvieran la culpa, decidí tomar ese poder de nuevo y administrarlo yo mismo para dirigirlo a esfuerzos más fructíferos. Continúe leyendo

Peticiones sin respuesta

Muchas veces me he cuestionado a mí mismo, al Universo, a Dios, etc., el por qué algunas de mis peticiones, oraciones y sueños, nunca se hicieron realidad. Incluso me he sentido lastimado e ignorado debido a esto.

Sé que todos hemos pasado por una experiencia como esta, pero, a veces nos olvidamos de ella y, a pesar de ver más adelante, que los resultados que hubiéramos recibido fueron totalmente diferentes a lo que esperábamos en primer lugar, permitimos que el sentimiento de rechazo, frustración, etc., habite en nuestros corazones una vez más.

Recuerdo hace mucho tiempo, que un amigo deseaba mucho viajar a una ciudad grande no muy cercana, con sus amigos. Sus padres se opusieron a ese viaje y él se sintió muy frustrado y enojado con ellos.

Había estado planeando este viaje durante meses, pero al final, sus calificaciones en la escuela habían sido mucho menores de lo esperado y sus padres decidieron que no se había “ganado” ese viaje. Continúe leyendo

Aquí

Siempre hablamos de estar presentes, nos recuerdan constantemente que tenemos que centrar nuestra atención en el “aquí y ahora” si queremos llevar una vida feliz.

Pero ¿has notado lo difícil que es “estar aquí” realmente?

Esta vida moderna tiene demasiados distractores que nos rodean y nuestra mente se está acostumbrando a fingir que puede hacer “multitareas”, que viene del inglés (multitasking) que significa hacer múltiples tareas a la vez. Pero eso no es posible para los seres humanos. Sí, sé muy bien que la mayoría de las mujeres piensan que pueden hacerlo, ya que por lo general tienen que mantener sus mentes en cosas diferentes al mismo tiempo, pero la multitarea humana es muy diferente a la multitarea en computadoras. Continúe leyendo

Mal

Siempre nos quejamos de las cosas malas que nos suceden en nuestra vida cotidiana.

A veces sentimos que las peores cosas pasan en el peor momento, por lo que nuestra mente comienza a orbitar en torno a nuestros problemas, dejando el resto de nuestra vida fuera de perspectiva. A continuación, el resto del mundo desaparece y nuestra atención se centra en esas “situaciones terribles”.

Todos hemos estado allí y cuando por fin echamos un vistazo a nuestro alrededor, por fin vemos que hay problemas mucho más grandes en la vida de otros, que los que consideramos como nuestra perdición. Continúe leyendo

Acéptalo

He oído tantas veces que tienes que aceptar el cambio y las dificultades cuando vienen, que pensé que había entendido totalmente la idea. Y probablemente sí la entendí, pero como es habitual, cuando se trata de aplicar nuestros conocimientos en la vida real, las cosas se vuelven difíciles.

Somos todos excelentes en la teoría, pero cuando llega el tiempo de la práctica, la historia es muy diferente, lo mismo al dar consejos a los demás, tú ya sabes qué decirles en cualquier situación que tengan que afrontar, pero cuando estamos en el mismo predicamento nosotros, todas esas respuestas y soluciones desaparecen de nuestra cabeza.

Hace pocos años después de vivir durante mucho tiempo muy cómodamente en una zona bonita de mi ciudad, vendieron la casa que había alquilado y se me pidió de inmediato que me cambiara de casa. Eso fue muy traumático para mí, porque tenía todos los ingredientes para una tragedia de elaboración casera:

  • Era algo totalmente inesperado y no deseado.
  • Me sacó de mi rutina y comodidad.
  • Era aterrador ya que significaba dar un salto hacia lo desconocido.
  • No había aparente solución ni ninguna opción frente a mí.
  • Me quedé solo porque todos los “amigos” y familiares se fueron cuando los necesitaba más. Ellos simplemente desaparecieron.
  • Yo estaba paralizado por el miedo.

Y un sinfín de extras más.

Así que cuando las cosas se ponen realmente abrumadoras y no puedes resolverlas y, ya intentaste todo lo posible, o al menos todo lo que sabes que  puedes intentar, lo único que te queda es, simplemente respirar y tener fe en que todo saldrá bien para algo mejor.

Deja de pensar, preocuparte, imaginar, obsesionarte, etc.

Si quieres seguir leyendo este artículo y otros más, da click aquí.

Yo quiero vivir en este momento (Nota mental)

Pensé que vivir en esta “realidad” era simple y fácil de hacer, pero cuanto más hablo con otras personas más cuenta me doy, de que es una de las cosas más difíciles de hacer hoy en día.

Cuando yo era un niño y tuve la oportunidad de jugar sin la ayuda de ningún dispositivo electrónico, yo estaba más en “contacto” con mi realidad, puesto que usaba lo que tenía a la mano para construir mis juguetes. Un pedazo de madera podría ser un barco, un autobús, una cama, un asiento o cualquier cosa que mi mente pudiera imaginar. Lo mismo con una caja vieja, una manta, etc.

Usaba cualquier objeto en mi mundo físico para “crear” un mundo maravilloso en mi mente. Mi mente creaba un mundo de fantasía para que yo lo viviera, pero al mismo tiempo yo estaba más en “contacto” con la realidad que me rodeaba. En el momento en que mi madre me llamaba para la cena, yo estaba inmediatamente “presente” en mi realidad local. Continúe leyendo

Sigue caminando

Estaba leyendo el informe de una nueva investigación sobre los beneficios de caminar, ya que es una de mis actividades favoritas. Me gusta dar largos paseos y soy un defensor convencido de los beneficios de estos. Continúe leyendo