Sé resiliente

En una plática el día de ayer, comentaba acerca de un amigo que fue un hombre muy sólido y fuerte la mayor parte de su vida, pero el día en que su esposa falleció, comenzó a perder su fuerza y deseos de seguir viviendo.

Siempre es difícil perder a un ser querido, especialmente una persona muy cercana. Y una vez que caemos, el ponernos de pie nuevamente es una tarea abrumadora para la mayoría de nosotros.

Después de una pérdida, un fracaso, un accidente, etc., las cosas se ponen muy difíciles y recuperar nuestra fuerza y paz interiores parece casi imposible. Y aunque el tiempo cura casi todas las heridas, siempre hay algunas cosas que podemos hacer para acelerar nuestra recuperación. Continúe leyendo

Fortaleza

Hay días en que se necesita más fuerza para levantarse de la cama que otros.

Dicen que cuando algo te asusta un poco es una buena señal para que lo hagas, pero en este mundo de malas noticias, el exceso de estrés falta de comida natural y un pesimismo extendido, nos hace muy difícil reunir esa fuerza.

Eso, nos hace buscar algo aún más difícil de encontrar hoy en día: Gente que te desafíen a ser mejor, te motiven y te animen a actuar.

La mayoría de la gente está demasiado abrumada con toda la información negativa que recibimos de todas partes. Así que nadie tiene tiempo para sentirse mejor por sí mismos y menos para propagar palabras de motivación a su alrededor. Continúe leyendo

Está a punto de volverse más fácil

Lo sé, estos han sido tiempos muy difíciles, muchas pruebas, muchas lecciones todavía por aprender, pero si miras ahora hacia atrás, podrás contemplar un largo y abrupto camino detrás de ti.

Si te hubieran dicho que ese camino iba a ser tan accidentado, probablemente habrías elegido un camino diferente. Sin embargo, estás aquí ahora, has transitado esa escabrosa carretera y en este momento te encuentras, más alto, más fuerte, más sabio. ¡Felicitaciones!

Cuando aprendí a patinar por mí mismo, tuve que caer muchas veces, rasparme las rodillas, chocar contra otros patinadores, postes de luz, paredes y muchos otros objetos que encontré en mi camino hacia al dominio del patinaje. Fue un período de aprendizaje muy doloroso, pero valió la pena. Continúe leyendo

Conocimiento

Cuando observo las cosas que he vivido hasta ahora, me doy cuenta de que la mayor parte de mi experiencia, esas cosas que considero como conocimiento valioso, son principalmente el resultado de eventos dolorosos.

Soy capaz de caminar debido a que muchas veces, me caí al intentar dar mis primeros pasos cuando yo era pequeño, sí, me dolió, me levanté de nuevo y seguí tratando de imitar a las personas a mi alrededor que eran capaces de caminar sin ningún problema .

Fue doloroso cada vez que me caí, pero eso no me impidió levantarme de nuevo y probar una vez más. Y ahora gracias a eso, puedo caminar por horas y disfrutarlo mucho. Continúe leyendo

¿Estás colapsando?

A veces sentimos que las cosas dentro de nuestra mochila emocional se están poniendo demasiado pesadas para cargarlas, entonces falla nuestra fuerza interior y terminamos cayendo al suelo.

A parte del dolor y el entumecimiento que la caída causa en nuestro corazón, finalmente decidimos volver a levantarnos, pero a veces incluso cuando estamos de pie de nuevo, sentimos nuestra alma destrozada y no podemos volver a armar nuestros pedazos. Continúe leyendo

Imperios

Un profesor que tuve, una vez nos dijo que el aprendizaje de la historia es uno de los temas más importantes, no a causa de las fechas y nombres, sino porque nos enseña qué errores se cometieron en el pasado y cómo no repetirlos de nuevo.

Aunque creo que todos hemos fallado en eso por completo, porque los humanos estamos repitiendo los mismos errores una y otra vez todo el tiempo. Así que creo que no hemos terminado de aprender esa habilidad tan importante de la historia todavía.

Una de las partes más impresionantes de la historia humana, al menos para mí, es el ascenso y la caída de los grandes imperios en todo el mundo. Desde el Imperio Romano, el Imperio Mongol, el imperio Ruso, el Imperio Británico y así sucesivamente. Continúe leyendo

Experiencia

Yo estaba pasando por un momento muy difícil tratando de recoger mi bicicleta, las ruedas de entrenamiento hacían las cosas aún más difíciles y para un niño de 5 años de edad, esto parecía una tarea imposible. Sin embargo yo seguía haciendo mi mejor esfuerzo para recogerla y seguir pedaleando de vuelta a casa, a pesar de mi rodilla raspada tras la caída.

Estaba a punto de empezar a llorar porque no lograba hacerlo cuando un hombre alto llegó y con una mano recogió mi bicicleta y me ayudó a subir en ella de nuevo. Con una sonrisa y un guiño se despidió de mí y continuó su paseo.

¡Me maravillé! “Tiene que ser el hombre más fuerte del mundo”, pensé. Por supuesto que yo no era muy alto ni muy fuerte a esa edad, pero para mí era admirable. Continúe leyendo

Sólo respira

La acción crea nuestra realidad en este universo. Necesitamos empezar a “hacer” con el fin de crear, existir y avanzar. La pasividad es una de las cosas más peligrosas en el camino hacia nuestra iluminación. Sin embargo, recordemos que vivimos en una realidad equilibrada y no podemos mantenernos siempre en el mismo lado de la balanza, tenemos que seguir moviéndose de un lado a otro sin caer en ninguno de los extremos. Esa es la danza con el Universo. Continúe leyendo

Obstáculos.

Creo que una de las cosas más difíciles es el levantarse después de una caída dura y conseguir ponerse en el camino de nuevo.

Hemos sido entrenados para ver las cosas de una manera sombría. El verdadero problema no está en “caer” sino en  la forma en que vemos el caer.

Fracaso es una palabra muy fuerte en nuestra sociedad y  hemos aprendido a temerle  y verlo como una tragedia.

Ese miedo a “fallar” se está llevando de nosotros su ingrediente más importante y tal vez su razón de ser: la lección. Continúe leyendo