Dejando atrás

Creo que una de las cosas más difíciles de hacer cuando haces cambios en tu vida es el dejar el daño atrás, renunciar a esas cosas, objetos y costumbres que todavía están aquí, pero que ya no nos sirven.

Tendemos a apegarnos a las cosas que han causado un impacto emocional profundo en nuestra alma, ya sea bueno o malo|. Así que cuando llega el momento de hacer una limpieza profunda en nuestra casa o en nuestro corazón, encontramos muy difícil el deshacernos de ello, ya que cada vez que nos ponemos en contacto con eso, vivimos de nuevo esas emociones. Continúe leyendo

¡Reemplázalo!

Ella estaba dibujando algo en un pedazo de papel, cuando llegué a su casa, ella no parecía darse cuenta de mi presencia, así que se quedé en la entrada de la sala esperando a que me invitara a pasar. Pero ella estaba demasiado concentrada en su dibujo, por lo tuve que esperar un rato hasta que, sin apartar los ojos de su dibujo sólo murmuró: “¿Vas a quedarte en la puerta todo el día? ¿No preferirías sentarte? ”

Busqué una silla donde sentarme, pero a pesar de ser una casa victoriana muy grande y lujoso, ella no tenía muchos muebles alrededor y algunas zonas me recordaban la decoración minimalista tradicional japonesa. Continúe leyendo

No te hagas esto a ti mismo (recordatorio a mí mismo)

La mayoría de nosotros tratamos de ser amables con los demás, tenemos cuidado de no ofender o faltar al respeto a la integridad de nuestros semejantes, incluso a veces hacemos cosas extraordinarias para ayudar y proteger a otras personas y animales en necesidad.

Todo eso es maravilloso y digno de alabanza ¡estoy a favor de todo eso! No hay nada mejor que ayudar a los demás y hacer lo mejor para el planeta y todos sus habitantes. Continúe leyendo