Control

Todo el mundo te está diciendo que necesitas controlar lo que piensas porque es lo que atraes. Eso es cierto, pero también, trae sobre nosotros una gran carga y nos estresamos nosotros solos haciendo un gran esfuerzo para evitar los malos pensamientos y sentimientos.

Como seres humanos, podemos experimentar todo tipo de sensaciones, pensamientos y emociones.

No podemos limitar nuestra mente y alma para filtrar todo el tiempo los malos pensamientos y sentimientos. Eso no sería benéfico y, al final, nos traería serios problemas de salud.

No necesitamos evitar por completo los periódicos, noticias de la televisión y los chismes en general que nos rodean.

La gran diferencia viene cuando no permitimos que esos eventos cambien nuestra autoconfianza. Continúe leyendo

Hazte presente

A veces nos quejamos de la falta de apoyo de nuestra familia, la falta de comprensión de nuestros amigos y conocidos y, de cuánto sufrimos nuestra soledad, en lugar de aprender de ella.

Cuando estamos en tales estados mentales, tendemos a buscar a alguien que nos escuche, queremos ser entendidos, ser apoyados.

Pero tan pronto como tratamos de encontrar esas cosas en otros, nos enfrentamos a una fría pared de indiferencia y nuestra soledad se hace aún más grande.

Todos hemos estado allí. ¿Pero te has dado cuenta, de cuando has estado del otro lado?

¿Cuántas veces has evitado a un amigo con un problema que está tratando de llegar a ti para que él / ella pueda simplemente ser escuchado?

Probablemente hubo un momento en que alguien esperaba que le prestaras un oído atento, pero tú estabas demasiado ocupado, demasiado cansado o, simplemente, no estabas “de humor.” Continúe leyendo

No te sientas mal

  Todos tenemos que aceptar el hecho de, que cada uno de nosotros somos responsables de nuestros propios resultados. Buenos o malos. Y de que no hay que darle a nadie más ese poder tampoco.

Yo estaba hablando con una amiga que decidió dejar su país natal, para ir a vivir en comunidades indígenas en la selva. Ella va a diferentes zonas de América del Sur para llevar alimentos, medicinas y enseñar a la gente en pueblitos remotos a leer y a escribir. Entre otras cosas.

Ella es muy feliz haciendo lo que le gusta, pero, últimamente ha estado pasando por una serie de malos momentos porque su madre murió hace poco y, ahora ella siente que fue muy egoísta debido a su pasión por los viajes y por dejar a su madre y a su familia detrás. Continúe leyendo

Tu silencio

Hoy en día, las palabras vacías están de moda. Todo el mundo tiene que decir algo todo el tiempo.

Incluso cuando no saben qué decir, aunque no tengan idea de lo que están hablando.

Si una persona está hablando de algo que le pasó el día anterior, otra gente por lo general, tendrá una anécdota “más interesante”, “más escalofriante”, “más fabulosa” etc., para agregar.

Si alguien tiene algún tipo de enfermedad o está pasando por un momento difícil, siempre habrá esa persona que está pasando por algo mucho más terrible que los demás. Como si menospreciar los problemas y dilemas de los otros fuera algún tipo de concurso. Continúe leyendo

Dejando atrás…

Después de un largo período de dificultades de vida. Después de que toda prueba dura ha sido dominada, lo más difícil es dejar los malos sentimientos atrás.

Pasar por encima de una mala experiencia no significa que tienes que fingir que el daño nunca existió. Sólo significa que ya no está dirigiendo tu vida.

Sé que hay cosas que no serás capaz de olvidar, pero al menos toma el poder que una vez les diste para guiar el curso de tu vida durante un tiempo y, retómalo una vez más.

Una vez pensé que yo no era lo suficientemente bueno y que no merecía ser feliz y próspero, esos pensamientos gobernaron mi vida durante mucho tiempo. Después de descubrir que no había ninguna persona ni influencia externas que tuvieran la culpa, decidí tomar ese poder de nuevo y administrarlo yo mismo para dirigirlo a esfuerzos más fructíferos. Continúe leyendo

¿Eres tú?

Ella era una chica dulce y encantadora. Creció en una familia tradicional y su infancia fue feliz.

A medida que creció la gente y los acontecimientos le jugaron rudo y se llenó de resentimientos y se hizo “más dura”. Empezó a hablar como sus amigos varones y cambió su estilo de vestuario a uno más masculino. Incluso sus movimientos y vocabulario se hicieron más agresivos y rudos.

Finalmente, un día me atreví a preguntarle por qué decidió hacer esos cambios en su personalidad, puesto que había sido una chica agradable cuando era más joven y ahora era más dura que algunos pandilleros que conozco. Continúe leyendo

Soledad

“¿Así que te casas con él?”, Le pregunté.

“Sí, así es.” Ella respondió con una mirada vaga en sus ojos.

“Pero ¿no me dijiste que lo conociste apenas hace dos meses?”, le pregunté con sorpresa.

Después de unos segundos de reflexión rápidamente dijo: “Sí, pero por favor, entiende que no quiero estar sola nunca más.” Su voz era firme y entendí que no querían continuar esta conversación. Continúe leyendo

Comienzo

Cuando abrimos un libro o una película comienza, tomamos las primeras líneas o escena como el “principio” de esa historia.

Incluso si en el libro o la película hubiera algunas referencias a otras historias o acontecimientos mucho tiempo antes del inicio de esa historia, (en realidad al momento en donde nos presentaron a ella) siempre tomamos esa primera escena o línea como “el principio”. Continúe leyendo

El puente

Estaba sorprendido de ver cómo un pequeño puente era capaz de “soportar” su duro trabajo. Era un pequeño puente hecho con cañas de bambú que servía para cruzar un pequeño arroyo en la entrada de un pequeño pueblo de Japón.

Todos los aldeanos lo utilizan, para entrar en la calle principal para acceder al centro de la ciudad y me sorprendió ver cómo se doblaba el bambú bajo el peso de cada aldeano que llevaba mercancía y otras cosas en general. Continúe leyendo