Agotado

En los últimos años he visto entre amigos y colegas una tendencia (sí, yo incluido, por supuesto), a sentir que, si no están ocupados todo el tiempo, están perdiendo el tiempo.

Este fenómeno es más común en las grandes ciudades. Nos estamos acostumbrando a estar estresados todo el tiempo. Y si te encuentras, en un momento determinado, relajado y calmado, entonces un sentimiento de culpa se apodera de tu corazón.

Hoy en día, parece imperdonable estar relajado y feliz, por lo general se toma como un acto de “pereza”, “ociosidad” o un “desperdicio de vida”.

Lo creas o no, muchas personas viven de esa manera, todo el tiempo. Continúe leyendo

La causa

Estaba hablando con un amigo acerca de todas esas extrañas cosas y eventos “negativos” en nuestras vidas.

Según él, su vida siempre había sido muy dura y difícil. Muchas veces se ha quejado de todas las cosas que tuvo que pasar para sobrevivir, mientras que la mayor parte de sus amigos y familiares, tuvieron una vida más relajada y cómoda, (por lo menos desde su punto de vista).

Él tuvo que superar varios obstáculos en su pasado, con el fin de lograr algunas cosas que, otras personas obtuvieron o consiguieron de una forma muy “relajada”, de acuerdo con su propio análisis.

Estaba a punto de repasar una vez más, la lista de dificultades que había tenido que afrontar desde el principio de su vida hasta esta mañana, cuando me vi obligado a interrumpir su letanía, con el fin de evitar otros 45 minutos más de dudas. Continúe leyendo

Solidaridad

 

Podemos encontrar diferentes opiniones sobre las huelgas y movimientos sociales  hoy en día.

Un día vas manejando tratando de evitar el habitual tránsito terrible y típico de las grandes ciudades, cuando de repente das vuelta en una calle y la encuentras bloqueada por un grupo de trabajadores que reclaman una solución a sus problemas. Entonces te ves obligado a cambiar tu ruta, así como todos los demás en esa calle, entonces los problemas de tránsito se amplifican inmediatamente alterando nuestras actividades en más de un sentido. Continúe leyendo

Felicidad

Vivimos en busca de ella y, sin embargo, no podemos definirla en términos simples. Todos sabemos que se supone que debemos ser felices, “estamos aquí para ser felices”, lo escuchamos por todas partes, sin embargo, cada vez que le preguntas a alguien ¿qué es la felicidad? Vas a recibir diferentes respuestas. Continúe leyendo

Tolerancia

No es necesario presionar a otras personas para que mantengan tu propio ritmo. Cada persona tiene su propio tiempo y no podemos juzgar a los demás simplemente porque están haciendo las cosas de manera diferente a nosotros.

Tendemos a juzgar todo, desde nuestros propios estándares, lo cual es natural. Pero esperar que todo el mundo sea tan “bueno” como somos o que van a reaccionar, pensar y sentir de la misma manera como lo hacemos nosotros, es una de las principales causas de nuestros conflictos internos. Continúe leyendo