¿De verdad quieres eso?

Ella todavía estaba viva.

Acababa de terminar su tratamiento de enfisema pulmonar. Apenas había salido viva de toda esta situación, pero al menos, estaba viva.

Los últimos meses fueron muy difíciles para ella y su familia. Estaban todos exhaustos y todo lo que querían era regresar a sus vidas diarias como de costumbre.

Querían dejar todo eso atrás. Olvidarlo y fingir que nunca había sucedido con una sonrisa en sus caras.

¡Por supuesto, los doctores le prohibieron incluso ver un cigarrillo nunca más!

Y, al principio, ella dijo que haría todo lo posible para recuperar su salud y su vida una vez más.

Pero, en su corazón, las cosas eran muy diferentes. Continúe leyendo

Aún estás a tiempo

Hemos adquirido nuestros malos hábitos en el camino y hemos permitido que se queden, ahora son parte de nosotros y, a veces, no nos gusta admitir que les hemos dado permiso para que se queden.

Tal vez alguna vez oíste hablar de los beneficios de beber vino tinto y entonces adoptaste el hábito de beber una copa o dos de vino tinto cada día. Más tarde, gracias a los estudios realizados en la Universidad de Baltimore, nos enteramos de que era un mito creado por la industria del vino, pero ahora muchas personas siguen utilizándolo como una buena excusa para beber a menudo. Posteriormente otros investigadores dijeron que no era el resveratrol que se encuentra en la cáscara de las uvas y en el chocolate, sino que la sustancia milagrosa era el alcohol mismo, así se extendieron los “beneficios” del vino tinto a todas las bebidas alcohólicas. Entonces muchos borrachos se pusieron muy contentos de tener su pretexto ideal. (Busca “el mito del vino tinto” en Internet.) Continúe leyendo