Imperfecto

 

Un buen amigo mío nació con una extraña condición que afectó su cuerpo. Era muy alto y su cabeza y sus manos eran más grandes en proporción con el resto de su cuerpo.

Había sufrido mucho durante su infancia porque los otros niños se burlaban de él y le llamaban nombres que herían profundamente su alma.

Tenía que acostumbrarse a la manera en que la gente le miraba en la calle ya las preguntas impertinentes de aquellos sin modales que nunca tocaban sus corazones antes de hacer comentarios duros sobre su apariencia.

De todos modos, él tiene una personalidad maravillosa. Él es muy amable y compasivo con cada ser vivo. Él siguió una carrera en la actuación y debido a su imagen, él consiguió papeles importantes en películas internacionales. Continúe leyendo

Sólo en las películas

¿Cuántas veces has visto una escena en una película o una serie de televisión donde los eventos aparecen tan sincronizados y exagerados que al final todo el mundo que te rodea exclama: “¡Eso sólo pasa en las películas”?

Por supuesto, la industria del entretenimiento ha aprendido a usar nuestras emociones en muchos aspectos y todos hemos experimentado lo que se siente el vivir una historia de este lado de la pantalla, estamos tan involucrados en la trama que nos olvidamos de todo lo que nos rodea por un tiempo y experimentamos el miedo, la angustia, el odio, la felicidad y toda la gama de las emociones humanas disponibles. Continúe leyendo