Satisfacción garantizada

Durante muchos años creí en el modelo estándar de felicidad, ya sabes, lo que todo el mundo te dice que necesitas tener, vestir y vivir para ser una persona realmente feliz.

Por supuesto, nunca fui capaz de alcanzar esos estándares, por lo tanto, creía que no era una buena persona.

Si no podía cumplir todos esos requisitos, entonces debería ser un perdedor. Después de todo, pude ver muchos triunfadores a mi alrededor. Y si yo era el único que vivía en la mediocridad, entonces algo debería estar mal conmigo.

Esos fueron años muy difíciles para mí.

No podía entender muy bien, cómo era posible que muchos de mis amigos y conocidos tuvieran una vida perfecta, mientras yo realmente luchaba por mantener mis pedazos en orden. Continúe leyendo

Compárate

Dicen que una de las principales causas de infelicidad en nuestros tiempos, empiezan cuando la gente empieza a juzgar las vidas de los que les rodean y las comparan con la suya.

Comparan sus vidas, sus posesiones, sus “éxitos y fracasos”, su salud y así sucesivamente y, de inmediato, la tristeza se instala en su sistema interno.

Un amigo mío que solía ser un actor muy conocido me dijo que estaba muy sorprendido con la opinión de los demás sobre lo que era su vida. Pensaban que vivía una vida muy glamorosa y envidiable.

La gente constantemente le preguntaba sobre los eventos y celebridades que pensaban que él solía visitar todo el tiempo. Se inquietaba con sus ideas de lo que debería ser su vida.

Incluso me habló de la envidia y críticas que recibía de conocidos por una vida que pensaban estaba llena de excesos, drogas y frivolidades. Nada más lejos de la verdad.

De hecho, él era más feliz estando solo, dando largos paseos en su rancho y observando aves en el bosque.

Un conocido mutuo sentía envidia de la vida que él “creía” que nuestro amigo vivía. También era actor, pero no muy exitoso, yo pienso que esa era la principal razón por la que se sentía tan celoso de él.

Creo él estaba amargado porque comparaba su vida y su carrera con nuestro amigo mutuo. Y ese era su principal problema.

Creo que tenemos muchos celos delirantes. Podríamos pensar que otras personas, especialmente las celebridades, viven una vida maravillosa sin ningún tipo de preocupación, pero si cavamos lo suficientemente profundo, encontraremos lo lejos que estamos de la verdad.

Probablemente otras personas piensan que tú tienes una vida maravillosa, descuidada y fácil e incluso se sienten resentidos por eso. Por supuesto, si pudieras decirles ¿Quieres seguir leyendo este artículo y otros parecidos? Haz click 

Contrastando

Yo no estaba consciente de la raíz de su ira. Siempre había sido una persona muy agradable, siempre sonriendo y bromeando con todos a su alrededor.

Ellos habían sido amigos desde su infancia. Habían estado juntos en muchas batallas y en muchas celebraciones también.

Pero un día su amigo salió del país para comenzar la búsqueda para encontrar a su “verdadero yo”. Muchos caminos nuevos y experiencias le aguardaban.

Perdieron el contacto por muchos años hasta que, un día, él volvió a casa.

Había tenido mucho éxito en su negocio y había viajado por el mundo y aprendido muchas cosas valiosas.

Su amigo se había quedado en casa durante todos estos años.

El día que volvió a su ciudad natal, se sorprendió al ver que muchas cosas no habían cambiado en absoluto, mientras que otras eran totalmente diferentes.

Ambos amigos se reunieron una vez más después de todos esos años de estar separados y cada uno le dijo al otro sobre las cosas nuevas en sus vidas. Ambos se alegraron de verse una vez más.

Hasta que comenzaron a comparar sus vidas. Continúe leyendo

Mirando hacia atrás

Para empezar, cortar el césped no parecía tan complicado. Veía a mis vecinos  hacerlo todo el tiempo y se les veía tan poco preocupados, que siempre pensé que no había ninguna complicación en el proceso.

Pero esta vez iba a aprender una lección muy importante.

Yo tenía unos 7 años de edad y no estaba muy interesado en aprender acerca de la jardinería y sus problemas técnicos. Pero estaba visitando a un amigo en su casa y debo admitir que me quedé impresionado por su jardín. Todo parecía tan perfecto y hermoso.

Su padre me preguntó si podía darle una mano a cortar el césped con una vieja cortadora de césped manual. No vi ningún problema con eso, se veía muy fácil de hacer, por lo que comencé la tarea con la emoción de intentar algo nuevo. Continúe leyendo

Juez severo

Estaba viendo un video de mi hija bailando, en mi opinión, (y tengo que decir que yo no soy el típico padre que ve todo lo que sus hijos hacen tan maravilloso y perfecto), hizo un muy buen trabajo, pero para ella, bailó terriblemente, traté de ver las partes terribles en el mismo, para comentar con ella lo que se debía mejorar, pero no fue tan malo como ella se vio. Continúe leyendo

Decepcionado

Yo crecí oyendo el típico: “Si quieres las cosas bien hechas, hazlas tú mismo”. Por lo general, cuando se hace el trabajo en equipo es muy difícil obtener los resultados que hubieras esperado, si hubieras hecho todo el trabajo tú solo.

Todos tenemos diferentes dones, habilidades, conocimientos, experiencias, entusiasmo e interés, por lo que para reunir un equipo en el que cada persona entregara su mejor esfuerzo para lograr cierto resultado es una tarea muy difícil. Continúe leyendo

La evidencia

Es extraño lo buenos que somos para encontrar todas las razones por las cuales no vamos a ser capaces de lograr cierto objetivo, o por qué no somos lo suficientemente buenos para llegar a un cierto nivel de éxito, o incluso peor, por qué no merecemos ser felices, sanos, ricos, etc.

En parte, es la programación general que todos recibimos, la forma en que nos comparamos con las falsas imágenes que vemos en los demás y la falsa modestia perjudicial que nos conduce a una autoestima baja. Continúe leyendo

Menospreciar tu sufrimiento

Me sentía un poco triste por las cosas no salían como yo esperaba, estaba yo fallando en buscar la lección que tenía que aprender en ese momento y tal vez, sólo tal vez, buscaba algo de simpatía y “entendimiento” (sí, recibir algunas palmadas en la espalda).

Pero en lugar de eso, ella comenzó a reírse de mis problemas. Empezó a hablarme de todos sus problemas familiares y económicos que, por supuesto, “eran muchas veces peores que los míos”. O al menos eso es lo que ella pensaba. Continúe leyendo

Permítete experimentar la alegría

Podrías estar pensando que esta es una frase mal escrita, pero no, en realidad hay muchas personas que no se permiten experimentar alegría y felicidad de muchas maneras. Y no, no son masoquistas, al menos la mayoría de ellos no lo son.

Yo no soy el tipo de persona que ande de fiesta todo el tiempo, de hecho no soy muy sociable, algo gracioso que decir acerca de alguien que pasa mucho tiempo dando conferencias y cursos, pero es verdad. Continúe leyendo

¡Eres el mejor!

A veces admiramos a otras personas pensando que sus vidas son realmente geniales y vale la pena imitarlos. Vemos sólo lo que nos permiten ver, grandes mansiones, automóviles, aparatos caros, etc.

Creemos que tienen una vida maravillosa y nos gustaría poder ser tan afortunados como ellos.

Vemos personas que llamamos triunfadores y leemos acerca de su gran éxito en los negocios, el deporte, la política, etc. Nos encantaría poder hacer las cosas tan bien como ellos. Continúe leyendo