Sin palabras

No es necesario “compartir” todas tus experiencias con el resto del mundo.

La mayoría de las cosas que realmente disfrutamos son cosas que no podemos poner en palabras.

Sé que hoy en día es más importante para muchas personas subir fotos de su último viaje a sus redes sociales que tomar el tiempo para disfrutar el momento por sí mismos.

El otro día estaba hablando con un amigo que me dijo que no había tomado ningún video o fotografías de su viaje porque sentía que perdía mucho tiempo tomándolos en lugar de llenar su mente y alma con ese instante. Continúe leyendo

Tu luz

Hay días en los que no puedes encontrar la Luz en tu vida y todo se ve muy oscuro y siniestro.

Con todas las malas noticias inundando Internet y los medios de comunicación, esas trágicas historias de la familia y amigos que siempre están tan ansiosos por compartir con nosotros, incluso antes de preguntarnos cómo estamos. Los extraños en la calle que les gusta contarte sus vidas y tragedias más recientes, para ver si pueden encontrar un oído amigable, que les permita sacar su energía negativa acumulada dentro de su alma durante mucho tiempo. ¡Todo esto, añadido a tu propio equipaje emocional!

Hay días, cuando tienes que decidir el crear tu propia Luz en medio de tanta oscuridad inducida. Continúe leyendo

¿Estás colapsando?

A veces sentimos que las cosas dentro de nuestra mochila emocional se están poniendo demasiado pesadas para cargarlas, entonces falla nuestra fuerza interior y terminamos cayendo al suelo.

A parte del dolor y el entumecimiento que la caída causa en nuestro corazón, finalmente decidimos volver a levantarnos, pero a veces incluso cuando estamos de pie de nuevo, sentimos nuestra alma destrozada y no podemos volver a armar nuestros pedazos. Continúe leyendo

Puertas

No soy una persona muy sociable. No es que no me guste conocer gente nueva, por el contrario, me encanta conocer gente nueva, pero lo que no me gusta es estar en medio de grandes multitudes.

Me gusta enfocarme en un pequeño grupo de personas para que podamos llegar a conocernos bien y pueda darles a estos nuevos amigos, la atención adecuada. Pero cuando tienes que conocer a muchas personas al mismo tiempo, por lo general es cuando hago mutis por la izquierda.

No me malinterpretes, no estoy realmente antisocial, (bueno, no mucho.) Pero creo que cada persona que conozco, es como una nueva ventana que me permite ver nuevos paisajes, nuevas ideas, nuevas experiencias, etc. Continúe leyendo

NO

Sólo dos letras, una palabra. Simple, pequeña y tan aterradora para muchos.

Evitar el uso de esta pequeña palabra ha traído más problemas, malentendidos, tristeza y lamentaciones de lo que te imaginas.

¿Tal vez nos sentimos culpables cuando la decimos? ¿Tal vez sentimos que estamos siendo groseros con la otra persona? ¿Tal vez nos sentimos obligados a evitarla? ¿Quién sabe?, pero a pesar de su tamaño y simplicidad, es una de las palabras más difíciles de decir para muchas personas en todo el mundo.

¿Quizás fuimos educados para ver esa pequeña palabra como “dura”? ¿Tenemos miedo de ofender a la otra parte? ¿Decepcionarlos? Continúe leyendo

Tu equipo

He estado leyendo por todas partes, acerca de la importancia de elegir a la gente con quien te rodeas. Y no estoy hablando sólo de tu equipo de trabajo, sino de las personas con quien pasas más tiempo en tu vida cotidiana.

Dicen que nos convertimos en lo que comemos, pero también, nos volvemos un poco como aquellos que nos rodean, los seres humanos somos criaturas de imitación, por lo que terminamos implementando costumbres, hábitos, ideas, conceptos, movimientos y muchas otras cosas casi sin darnos cuenta.

¿Has notado cuando tus amigos adoptan expresiones, acciones, gustos, ademanes, modismos y algunas otras características que no habían mostrado antes y, que después de un tiempo de “juntarse” con amigos comunes o conocidos, comienzan a comportarse de manera similar? Continúe leyendo

Tu valía

Ella me vio caminando por la calle y me saludó muy efusivamente. “¡Tenía muchas ganas de verte! ¡Finalmente terminé tu libro y me encantó! ¡Lo voy a leer otra vez! ”

“Pero el problema es que quiero ser capaz de hacer las cosas que hablas en el libro, pero no creo que sea tan fácil como parece”, se quejó.

Le di las gracias por leer uno de mis libros y simplemente le dije: “Yo nunca dije que fuera fácil, nada en ese libro es realmente fácil. Es un proceso, todo lo que vale la pena toma tiempo. Sólo estoy compartiendo en mis libros mis experiencias e ideas propias, pero mi objetivo principal es alentar a mis lectores a encontrar sus propias respuestas y métodos. Todos somos diferentes y tenemos diferentes circunstancias sucediendo en nuestras vidas en este momento, pero todos estamos en el mismo barco y, podemos encontrar mentalidades y procedimientos comunes para tener un viaje más feliz.” Fue mi respuesta. Continúe leyendo

Tampoco voy a fallar esta vez

“Sí, he cometido muchos errores, he tomado muy malas decisiones y todavía estoy tratando de encontrar la manera de arreglar las cosas en muchos aspectos de mi vida, pero no creo que he fallado. Hice todo lo que pude en la forma en que pensé que era lo correcto, hice mi mejor esfuerzo para hacer las cosas de la única manera que sabía y sí, lo sé, he dañado a veces a la gente que amo, incluso he hecho daño a gente que no conozco directamente, pero lo único que puedo decir, es que yo no hice nada a propósito. Nunca quise hacer nada malo a nadie de ninguna manera.” Le dije a mi amigo mientras caminábamos por el parque. Continúe leyendo

Hazlo ahora

Hace unos años, él empezó a escribir sus pensamientos en su computadora portátil, en la cual los mantuvo ocultos al mundo. Él sólo estaba tratando de poner sus ideas en orden y, el escribir era una maravillosa manera de poner un poco de orden en su mente caótica.

Además de que no necesitaba cuidar su “estilo” u “ortografía”, él escribía para sí mismo. Esto le dio aún más libertad para escribir sus pensamientos sin el temor de ser juzgado o rechazado.

Ese ambiente le permitía expresar plenamente sus ideas, sentimientos y pensamientos de una manera que nunca había soñado. Él quedó enganchado.

 

Podía pasar horas escribiendo sin tomar un descanso y en realidad lo estaba disfrutando mucho. A veces la luna le sorprendía brillando en su rostro como un recordatorio de que era el momento de parar y tomar un descanso. La mayoría de las veces se sorprendió al darse cuenta de que era de noche ya, cuando él había comenzado a escribir en plena luz del día.

 

Si deseas seguir leyendo este artículo y otros como este por favor haz click AQUI

Egoísmo

He oído hablar mucho sobre ser egoísta últimamente. Algunos dicen que es la peor cosa que puedes ser si quieres avanzar en tu vida espiritual y otros dicen que el ser egoísta es un acto de auto-preservación.

Creo que, como de costumbre, se trata de un problema de definición. Lo que algunas personas definen como egoísmo de los demás, se podría definir como auto apreciación cuando se aplican a sí mismos. Continúe leyendo