Lo que no eres

He conocido a muchas personas que están convencidas de que son lo que no son. Y cuando tienes una idea en tu mente el tiempo suficiente, se convierte en parte de tu realidad.

El problema es que cuando has mantenido el concepto incorrecto, entonces el mundo exterior te causará más daño que beneficio.

Por ejemplo, conozco a un amigo cuyos padres le dijeron todo el tiempo que no era bueno en matemáticas. Le repetían todo el tiempo que era un fracaso en esa y otras ciencias. Afortunadamente para él y, para muchos de nosotros, terminó escuchando su voz interior que siempre le dijo que le gustaban mucho y terminó siendo un maestro de ciencias maravilloso que ama difundir el conocimiento a sus estudiantes y ha compartido a varias generaciones su magia.

Incluso yo me creí el viejo cuento de que las matemáticas eran difíciles y aburridas. Recuerdo a mi familia hablando de lo difícil que eran y mis compañeros de clase se quejaban todo el tiempo acerca de lo tediosas que les parecían.

Fue hasta que tuve que estudiarlas por mi cuenta para un examen difícil y que se me permitió el estudiar a mi propio paso y ritmo, que descubrí lo hermosas que son y lo agradables y divertidas que puede ser. Ahora me gusta resolver ecuaciones como un pasatiempo cuando puedo encontrar un momento libre. Continúe leyendo

Tú te defines a ti mismo

Recuerdo un día cuando mi hija me dijo que era tonta.

Me quedé muy impresionado por la forma en que lo dijo. Tenía alrededor de 5 años de edad y, llegando de la escuela me dijo que era tonta en una voz muy confiada y firme. Ella estaba totalmente convencida de que era un hecho.

Le pregunté el por qué había dicho eso y, en el mismo tono, me respondió: “Mi maestra me dijo que soy tonta, mis amigos me dijeron que soy tonta, mis primos me dijeron que soy tonta, por lo tanto, debo serlo”

“¿Te lo dijeron hoy?”, Pregunté.

“Sí, pero ya me lo han dicho antes, por lo que creo que debe ser cierto” Ella respondió con tristeza. Continúe leyendo

Para siempre

Me impresionó mucho, una vez, que escuché a un profesor que estaba explicando cómo nuestra mente no era capaz de comprender lo infinito. “Nuestra mente es finita, por lo que no puede entender el concepto de infinito”. Explicó.

Cuando dicen que hay una probabilidad de que “el universo nunca fue creado y que nunca va a terminar” nuestra mente entra de inmediato en conflicto, porque “la eternidad” no es un concepto fácil de entender. Continúe leyendo

Mi Imagen

Yo estaba escuchando en silencio mientras ella estaba hablando de sí misma.

Ella hablaba de lo maravillosa que era, lo paciente, buena amiga, comprensiva y amable que era para con todo el mundo. Cómo toda la gente la adoraba y todos la admiraban tanto. No me malinterpretes, ella es una buena persona, pero por alguna razón tiene un concepto diferente de sí misma de lo que otros piensan de ella. Continúe leyendo

El éxito en los demás

Es tan fácil disfrutar de nuestro propio éxito, es obvio que se siente muy bien y es parte de nuestra vida. Cuando logramos algo nos sentimos fantástico y esa sensación nos ayuda a establecer metas aún más altas. Nos llena de entusiasmo y confianza en nosotros mismos y esos son grandes combustibles.

Es fácil sentirse inspirado y motivado por el éxito de nuestra familia e incluso, amigos cercanos. Cuando vemos a algún ser querido, alguien que ha estado luchando y que probablemente hemos sido testigos de este esfuerzo desde una distancia cercana, podemos sentir ese éxito como nuestro. Eso nos motiva y ayuda a tratar de lograr más nosotros mismos. Continúe leyendo

Precioso/a

¿Cuándo fue la última vez que te miraste en el espejo y te gustó lo que viste?

Estaba bromeando ayer con mi hija sobre una leyenda japonesa llamada “口裂け女 Kuchisake onna” (mujer de boca cortada) se trata de una mujer que llevaba una mascarilla quirúrgica y se les aparece a los niños preguntándoles: “¿Soy bonita” Si el niño respondía que “no” ella lo mataba con unas tijeras que siempre lleva consigo y si el niño respondía que “sí”, entonces se quitaba el tapabocas para que vieran que su boca tenía una cortada de oreja a oreja y luego le preguntaba: “¿Y ahora? “Si el niño respondía que no, ella lo partía a la mitad. Si el niño respondía que sí, entonces ella le cortaba la boca como la de ella. Continúe leyendo

Generalizando

Supongo que el aprendizaje de la virtud de la paciencia es uno de los más difíciles para mí.

Intento todo el tiempo ser tan tolerante como sea posible, pero a veces, encontrar la comprensión para hacer frente a ciertas actitudes es realmente muy difícil. Y creo que esa es la razón por la que tengo que repetir esa lucha interior constantemente.

Uno de los grandes problemas que hay en nuestra sociedad hoy en día, es la generalización. Tendemos a poner una etiqueta en las personas, razas, países, profesiones y así sucesivamente. Y hasta la ciencia ha caído en ese vicio muchas veces a lo largo de la historia. Continúe leyendo