Para siempre

Me impresionó mucho, una vez, que escuché a un profesor que estaba explicando cómo nuestra mente no era capaz de comprender lo infinito. “Nuestra mente es finita, por lo que no puede entender el concepto de infinito”. Explicó.

Cuando dicen que hay una probabilidad de que “el universo nunca fue creado y que nunca va a terminar” nuestra mente entra de inmediato en conflicto, porque “la eternidad” no es un concepto fácil de entender. Continúe leyendo

Decepcionante

Al establecer tus expectativas sobre alguien o algo, siempre estás en riesgo de ser decepcionado. Es parte de la vida y duele mucho, pero créeme, duele aún más cuando eres tú el que has decepcionado a un ser querido.

Sé que he hecho esto muchas veces, no voluntariamente por supuesto, pero hay gente decepcionada que habían creído en mí y, por otro lado, otros que me han decepcionado a mí también.

Supongo que todos hemos experimentado ambos casos. Continúe leyendo

Tu equilibrio

No hay nada más molesto cuando te estás sentado en una mesa para comer o beber algo que, encontrarte con una “mesa bailarina”. Cuando la mesa no está bien equilibrada y le tienes que pedir al mesero o incluso tú mismo el poner algo debajo de una pata con el fin de nivelar la mesa, y así ya no tienes que seguir “jalando” tu lado de la mesa para evitar que tu sopa se derrame todo el tiempo.

Bueno, yo no sé si te ha pasado eso, pero yo lo he vivido muchas veces en todo tipo de restaurantes, caros y baratos. Y créeme que luchar con sillas y mesas no es realmente una gran manera de comenzar una comida.

Pero todo en este universo necesita equilibrio para subsistir y prosperar. Continúe leyendo