Lo adverso

Mi cama comenzó a sacudirse y yo todavía estaba profundamente dormido. No sabía lo que estaba ocurriendo, pero toda la habitación empezó a moverse de una manera alarmante. El ruido de las cosas que caían y se rompían era fuerte y aterrador. Podía oír a la gente gritando y perros ladrando ferozmente en el fondo. Pero no estaba seguro todavía de qué es exactamente lo que estaba ocurriendo.

Yo estaba muy cansado después de una semana entera de trabajo duro y de no dormir adecuadamente y, esa mañana me hubiera seguido durmiendo, si ese terremoto no hubiera ocurrido.

Apenas recuerdo cómo me las arreglé para salir de la casa y lo que sucedió después. Sólo recuerdo que cada segundo pareció una hora y que toda la calle era un caos total.

El sonido que venía del interior de la tierra era muy intimidante, la sensación de impotencia fue abrumadora. Te sientes ahí tan pequeño y el poder de la naturaleza es todo lo que puedes percibir. Continúe leyendo