Amor propio

Yo crecí en una época en que el amor propio era algo malo, un pecado.

Fue erróneamente etiquetado como egoísmo y mucha gente trató de evitarlo como la peste.

Esa evasión ha sido la causa de muchos problemas comunes a los que tenemos que hacer frente hoy en día. Continúe leyendo

Una pequeña experiencia…

 

Él estaba gritando y arrojando cosas a su alrededor en medio de la acera. La gente evitaba el sitio donde él estaba parado y prefería cruzar la calle para no tener que pasar a su lado.

Lo vi desde la distancia, pude ver que estaba muy enojado y que gritaba cosas que no podía yo entender. Cuando me acerqué al lugar donde estaba él, una señora salía huyendo mientras este hombre gritaba: “No sé por qué me estoy haciendo esto a mí mismo, si yo sé que me estoy haciendo daño”, y luego pateó una cubeta de plástico cerca él.

En lugar de cruzarme la calle al otro lado con el fin de evitar a este hombre, seguí caminando normalmente. No tengo ni idea de por qué, pues él estaba muy agresivo y aventaba todo lo que podía encontrar en su camino. Continúe leyendo

Un lugar más seguro

A veces la vida se ve tan “ilógica”, “inexplicable”, “injusta”, etc. Nos parece que el mundo es un lugar atroz para vivir y todos los que nos rodean parecen estar “contra nosotros”.

Intentas entender lo que está pasando y el por qué todo el mundo es tan “perverso” contigo, ¡si tú eres una persona tan agradable!

A veces uno se pregunta por qué los seres queridos son los que más te hacen daño frecuente y profundamente. Continúe leyendo

Dejando atrás

Creo que una de las cosas más difíciles de hacer cuando haces cambios en tu vida es el dejar el daño atrás, renunciar a esas cosas, objetos y costumbres que todavía están aquí, pero que ya no nos sirven.

Tendemos a apegarnos a las cosas que han causado un impacto emocional profundo en nuestra alma, ya sea bueno o malo|. Así que cuando llega el momento de hacer una limpieza profunda en nuestra casa o en nuestro corazón, encontramos muy difícil el deshacernos de ello, ya que cada vez que nos ponemos en contacto con eso, vivimos de nuevo esas emociones. Continúe leyendo

Tampoco voy a fallar esta vez

“Sí, he cometido muchos errores, he tomado muy malas decisiones y todavía estoy tratando de encontrar la manera de arreglar las cosas en muchos aspectos de mi vida, pero no creo que he fallado. Hice todo lo que pude en la forma en que pensé que era lo correcto, hice mi mejor esfuerzo para hacer las cosas de la única manera que sabía y sí, lo sé, he dañado a veces a la gente que amo, incluso he hecho daño a gente que no conozco directamente, pero lo único que puedo decir, es que yo no hice nada a propósito. Nunca quise hacer nada malo a nadie de ninguna manera.” Le dije a mi amigo mientras caminábamos por el parque. Continúe leyendo

Permite

Te sorprendería saber todas las cosas a las que le das permiso para hacerte daño.

Desde ideas y conceptos viejos hasta alimentos y medicinas que voluntariamente tomas cada día.

Es cierto que hacemos algo al respecto, hasta que nos enfrentamos a las terribles consecuencias de nuestras decisiones, pero supongo que es la naturaleza humana. Y todos, en algún momento de nuestra vida, hemos estado en esa situación. Continúe leyendo