Presta atención

Cuando me desperté esta mañana, vi la fecha en mi calendario y tuve que comprobarlo dos veces porque no podía creer que fuera cierto.

¿Dónde pasaron todos esos días? ¿Cómo estamos tan avanzados en el año? El tiempo vuela y cuando tratamos de mirar hacia atrás para ver a dónde se fue el tiempo, nos damos cuenta de que hemos perdido completamente su pista.

No puedo creer que hace diez años mi vida era completamente diferente, mi mentalidad era diferente e incluso mi estilo de vida era diferente.

Muchos de mis amigos y personas con quienes he trabajado ya no están entre nosotros. Cuando empecé a hacer una lista de todas las personas que se habían ido, me sorprende de cuán grande es. ¿Dónde están todos?

Incluso mis gustos y pasatiempos ya no son los mismos. Todavía disfruto de muchas cosas “antiguas”, pero mis intereses y actividades han cambiado mucho. Algunos de ellos de forma radical.

Sí, estoy envejeciendo, pero todavía no me siento viejo. Tal vez el tiempo ha pasado tan rápido que no tuve tiempo de darme cuenta. Continúe leyendo

Mirando hacia atrás

Para empezar, cortar el césped no parecía tan complicado. Veía a mis vecinos  hacerlo todo el tiempo y se les veía tan poco preocupados, que siempre pensé que no había ninguna complicación en el proceso.

Pero esta vez iba a aprender una lección muy importante.

Yo tenía unos 7 años de edad y no estaba muy interesado en aprender acerca de la jardinería y sus problemas técnicos. Pero estaba visitando a un amigo en su casa y debo admitir que me quedé impresionado por su jardín. Todo parecía tan perfecto y hermoso.

Su padre me preguntó si podía darle una mano a cortar el césped con una vieja cortadora de césped manual. No vi ningún problema con eso, se veía muy fácil de hacer, por lo que comencé la tarea con la emoción de intentar algo nuevo. Continúe leyendo

Para siempre

Me impresionó mucho, una vez, que escuché a un profesor que estaba explicando cómo nuestra mente no era capaz de comprender lo infinito. “Nuestra mente es finita, por lo que no puede entender el concepto de infinito”. Explicó.

Cuando dicen que hay una probabilidad de que “el universo nunca fue creado y que nunca va a terminar” nuestra mente entra de inmediato en conflicto, porque “la eternidad” no es un concepto fácil de entender. Continúe leyendo

A Tiempo

Me sorprendí al ver lo lejos que hemos avanzado  en el año. ¿A dónde se han ido todos los días, semanas y horas? La vida está sucediendo demasiado rápido.

¿Tal vez el tiempo se está acelerando como algunas personas están diciendo, tal vez mi rutina diaria se está haciendo demasiado…mmh…. rutinaria?

Era un sábado, hace dos semanas, cuando asistí a una conferencia muy interesante en una universidad, yo todavía estaba tratando de dejar que los conceptos aprendidos entraran en mi cabeza, cuando de pronto vi el calendario y ¡ya era sábado una vez más! ¿Tan pronto? ¿A dónde se fue el resto de la semana?

Entonces decidí hacer que el tiempo fuera más lento, sí, si el tiempo es una percepción de la mente como algunas teorías afirman, entonces tenía que tratar de hacer que fluyera más lentamente. Continúe leyendo

El siguiente paso

(Nota: Esta no es mi historia personal, esta es la historia de un querido amigo, que ahora tiene una mansión maravillosa a las afueras de Londres, quien compartió esta lección conmigo y ahora la estoy compartiendo contigo, así que espero que todos podamos aprender algo útil de ella)

Estaba tan acostumbrada a vivir en esa casa que la idea que la fuera a dejar algún día nunca me pasó por la mente. Yo había vivido allí desde que tenía 5 años de edad. Era pequeña, pero muy cómoda y para mis ojos tenía todo lo que yo necesitaba.

Pensé que la casa sería mi hogar durante el resto de mi vida Continúe leyendo

Despertando

En algún momento me di cuenta que estaba en un estado permanente de sueño profundo en mi vida, sentí que estaba existiendo pero no realmente viviendo. Las cosas sucedían en mi vida, pero de alguna manera yo no las estaba realmente experimentando en “modo despierto”.

Deambulaba a través de mi vida diaria adormecido y, a veces hacía algo y unos minutos más tarde no estaba seguro de que lo hubiera hecho o no. Yo había “perdido” ese período de tiempo en la nada. Me sentía como un zombi caminando la mayor parte del tiempo. Continúe leyendo