Inspira

He escuchado muchas veces de personas que expresan su deseo de hacer algo radical para inspirar a otros y convertirse en un modelo a seguir. Por lo general, esas personas tratan de seguir una vida que ya no corresponde con nuestro estilo de vida moderno.

Tú no tienes que ir a vivir a una cueva en una montaña remota con el fin de alcanzar la iluminación. No tienes que privarte de todas tus posesiones terrenales y convertirte en un santo para ser un ejemplo vivo para los demás. (A menos que ese tipo de vida sea tu vocación en la vida y llene tu alma de gozo, por supuesto pero como de costumbre, es una decisión personal.) Continúe leyendo

Permite

Te sorprendería saber todas las cosas a las que le das permiso para hacerte daño.

Desde ideas y conceptos viejos hasta alimentos y medicinas que voluntariamente tomas cada día.

Es cierto que hacemos algo al respecto, hasta que nos enfrentamos a las terribles consecuencias de nuestras decisiones, pero supongo que es la naturaleza humana. Y todos, en algún momento de nuestra vida, hemos estado en esa situación. Continúe leyendo

Pensando demasiado

Siempre hemos oído consejos sobre el pensar bien antes de tomar decisiones, con el fin de evitar errores dolorosos. Pero ¿cuánto tiempo es demasiado?

Tenemos que analizar las circunstancias y eventos todos los días, tenemos que evaluar cuidadosamente las consecuencias de nuestras acciones, pero ¿sabes lo que sucede cuando nos excedemos en nuestro análisis? Continúe leyendo

Estoy aquí

Creo que todos nos hemos preguntado cómo sería ahora nuestra vida si hubiéramos o no hubiéramos hecho algunas cosas en nuestro pasado.

Es normal preguntarse cuán diferente sería nuestra vida, si nos hubiéramos ido por un camino diferente. Continúe leyendo

¿Estás listo? No, en serio. ¿Estás listo?

Había una señora que siempre iba a la iglesia a quejarse por las tragedias de su vida, con voz fuerte y tono lastimoso, comenzaba a enumerar todas las desgracias en su vida y lo infeliz que era. Como final siempre le pedía a Dios que se llevara su alma, ya que no podía soportar más esta vida.

Un día, el sacerdote decidió darle una lección a esa mujer y se escondió detrás de la imagen a la que siempre iba a quejarse. Continúe leyendo

Un paso más

No hay nada mejor que lograr nuestras propias metas o ver a otra persona que se ha ganado su camino a la cima.

Todos tenemos historias en nuestra propia vida de cuando logramos una meta difícil tan sólo unos instantes antes de abandonarla. Gracias a ese último paso que decidimos tomar en ese momento ahora sabemos cómo es el sabor del triunfo.

A veces nos quejamos porque algún acontecimiento o serie de acontecimientos nos sacan de nuestra rutina. La vida tal como la conocíamos ha terminado y tenemos que recoger nuestros pedazos y reiniciar un nuevo camino. Continúe leyendo

Ten el poder

He ido encontrando más y más personas que están tratando de encontrar una manera de sentirse con más poder. ¿Estamos perdiendo la fe? ¿La fe en Dios? ¿La fe en nosotros mismos? ¿La fe en el futuro?

Sea cual sea en lo que bases tu fe, por favor, simplemente no pierdas tu fe en la fe. Continúe leyendo

Acción inspirada

Últimamente muchas personas hablan de la necesidad de tomar acción inspirada, “Sólo escucha a tu voz interior y haz lo que te dice”.

Pero, ¿qué sucede cuando tu voz interior es tan voluble como el viento? ¿Cuándo parece cambiar su opinión sobre algo y de repente te encuentras en medio de la nada, sin saber qué hacer? Continúe leyendo

Una vida sin miedo? No, gracias.

Estaba leyendo acerca de un método que garantiza una vida sin miedo. Soltar totalmente el miedo, por muy romántico que pueda parecer, sería muy peligroso también.

Hemos hablado en el pasado sobre la importancia del miedo y otras emociones aparentemente “negativas”.

Pero ya hemos mencionado, también la importancia del equilibrio en nuestra vida. Cada emoción tiene su propia importancia y razón y, aprender a utilizarlos de la manera correcta es de suma importancia aquí. Continúe leyendo

Hoy

Hoy es el día que has estado esperando, el día que dijiste que ibas a ser feliz, el día en que los milagros aparecerían en tu vida, el día en que tu vida iba a cambiar para mejorar y en el que dejarías todo el dolor atrás.

En el pasado, te has referido a este día como el día en que decidirías ser feliz y nada detendría tus sueños para convertirse en tu realidad.

Finalmente ha llegado ese día. Hoy es tu día. ¿Va a aprovecharlo y tomar ventaja de ello? ¿O vas a terminar encontrando otros pretextos para posponer tu felicidad? Continúe leyendo