No se los permitas

Te despiertas con una sensación maravillosa, tuviste una buena noche y te sientes feliz y expectante por tu día.

No te sientes cansado como los otros días y sabes muy dentro de ti que este puede ser un día maravilloso.

Llevas tu mejor abrigo y sales de tu casa para conquistar el mundo, incluso ves tu calle y a la gente caminando a tu alrededor bajo una luz diferente. Incluso estás sonriendo, pero de repente, un autobús que pasa justo enfrente de ti, te salpica agua de un charco sucio sobre todo tu cuerpo, ahora tu precioso abrigo parece sacado de la basura y deseas desaparecer en el centro de la tierra.

Vuelves a tu casa y agarras rápidamente las primeras prendas que encuentras en tu armario. Obviamente, llegas tarde a tu trabajo y un jefe furioso te pide que le presentes los informes que te ha estado pidiendo desde la semana pasada, sólo para encontrar un montón de errores en ellos, por lo que te obligan a hacerlos de nuevo.

En ese preciso momento, te das cuenta de que tus compañeros de trabajo se están riendo de ti porque en tu prisa, no te diste cuenta de que te habías puesto dos zapatos de diferente colore y ahora es demasiado tarde para hacer algo al respecto.

¿Suena familiar? Tal vez, yo he estado allí, pero después de algunas experiencias embarazosas he aprendido a no dejar que esos eventos envenenen mi día. He aprendido a reírme de mis errores y en realidad, eso hizo que esos “accidentes” fueran menos traumáticos para mí.

Estamos permitiendo que nuestra vida dependa de la “validación” de los demás, por lo que necesitamos tomar fotografías de lo que comemos, lo que usamos (o quisiéramos usar), los lugares a donde vamos y las celebridades que nos encontramos ocasionalmente para que otros vean “cuan maravillosa es nuestra vida” y, por lo tanto, nos den su “sello de aprobación”.

Gracias a esa obsesión, las redes sociales existen y hacen que más gente se sienta miserable, cuando su propósito, al principio, fue todo lo contrario.

Deja de dar a otros un poder que no les pertenece. Sus opiniones, sus palabras, no tienen poder sobre tu felicidad, a menos que tú les des ese poder.

Permanece enfocado en la belleza y la verdad de tu propio viaje.

Elimina cualquier necesidad o apego a la validación de los demás. Esta es tu vida, éste es tu viaje y éstas son tus elecciones. Reconoce tu responsabilidad por lo que eliges hacer, pensar y sentir y céntrate en tu propio camino. Lo que otros hacen con sus vidas volverá a ellos. Lo que tú decidas hacer en tu vida te dará los frutos de tus propias decisiones.

La vida está llena de sorpresas, buenas y malas, fracasos y contratiempos, pero ninguno de ellos tiene el poder de detenerte permanentemente. Tú ya tienes la fuerza, la sabiduría y los medios para superar cualquier cosa que la vida te ponga en tu camino.

Tú eres la única persona que estará contigo hasta el final de tu viaje. Cuida de ti mismo, no permitas que otros cambien quien realmente eres. No des el control del volante de tu vida a nadie. No les permita quitar tu vista de tu objetivo.

Esta es tu vida, algunos de ellos no quieren que seas exitoso, pero naciste para ser el mejor. Se el mejor ahora.

Algunos de ellos quieren verte fracasar. No se los permitas…

Peticiones sin respuesta

Muchas veces me he cuestionado a mí mismo, al Universo, a Dios, etc., el por qué algunas de mis peticiones, oraciones y sueños, nunca se hicieron realidad. Incluso me he sentido lastimado e ignorado debido a esto.

Sé que todos hemos pasado por una experiencia como esta, pero, a veces nos olvidamos de ella y, a pesar de ver más adelante, que los resultados que hubiéramos recibido fueron totalmente diferentes a lo que esperábamos en primer lugar, permitimos que el sentimiento de rechazo, frustración, etc., habite en nuestros corazones una vez más.

Recuerdo hace mucho tiempo, que un amigo deseaba mucho viajar a una ciudad grande no muy cercana, con sus amigos. Sus padres se opusieron a ese viaje y él se sintió muy frustrado y enojado con ellos.

Había estado planeando este viaje durante meses, pero al final, sus calificaciones en la escuela habían sido mucho menores de lo esperado y sus padres decidieron que no se había “ganado” ese viaje. Continúe leyendo

Opinión

Ellos me pedían mi opinión sobre algunas piezas de arte entre las que estaban eligiendo, para una exposición que iban a montar. Como yo no soy un experto o un crítico de arte, me quedé en silencio la mayor parte del tiempo, viendo cómo cada vez que alguien daba en su opinión sobre alguna pintura o escultura, otro le revocaba el concepto y daba su muy diferente opinión sobre el tema.

Parecía un extraño concurso donde todo el mundo estaba tratando de “desacreditar” al otro, eso resultó muy divertido y al final de la sesión todos nos reímos mucho, ya que hizo tan evidente la variedad de nuestros gustos e ideas acerca de lo que el arte es y lo que debe contener una exposición. Continúe leyendo

Decisiones

Todos hemos oído la expresión: “Si la vida te da limones, haz limonada” Y en cierto modo eso es lo que hacemos todo el tiempo.

Tomas miles de decisiones cada día, ¿Qué zapatos vas a usar hoy? ¿Vas a tomar café o té? ¿Va a tomar el autobús o finalmente vas caminar un poco? ¿Va a tomar esto como un milagro o un evento regular? Etcétera. Continúe leyendo

Aún estás a tiempo

Hemos adquirido nuestros malos hábitos en el camino y hemos permitido que se queden, ahora son parte de nosotros y, a veces, no nos gusta admitir que les hemos dado permiso para que se queden.

Tal vez alguna vez oíste hablar de los beneficios de beber vino tinto y entonces adoptaste el hábito de beber una copa o dos de vino tinto cada día. Más tarde, gracias a los estudios realizados en la Universidad de Baltimore, nos enteramos de que era un mito creado por la industria del vino, pero ahora muchas personas siguen utilizándolo como una buena excusa para beber a menudo. Posteriormente otros investigadores dijeron que no era el resveratrol que se encuentra en la cáscara de las uvas y en el chocolate, sino que la sustancia milagrosa era el alcohol mismo, así se extendieron los “beneficios” del vino tinto a todas las bebidas alcohólicas. Entonces muchos borrachos se pusieron muy contentos de tener su pretexto ideal. (Busca “el mito del vino tinto” en Internet.) Continúe leyendo

¿Por dónde empezar?

Una de las cosas más difíciles después de haber tomado la decisión de hacer cambios en tu vida, es saber ¿por dónde empezar?

Finalmente hemos decidido que es hora de que hagamos cambios importantes en nuestra vida y, cuando hemos reunido la fuerza necesaria para hacerlo, nos quedamos de pie con una mirada vacía en los ojos preguntándonos cuál es el siguiente paso. Continúe leyendo

Dependiendo de ellos

Estaba leyendo un foro donde los escritores comparten sus experiencias, dudas y consejos con otros escritores y, me sorprendí al descubrir que una de las preguntas más frecuentes era: ¿Quién de todos ustedes tiene en su vida gente que apoya su pasión por la escritura?

La mayoría de las personas respondieron que sus familias no estaban realmente interesados en su pasión. Se echaban ellos mismos porras y muchos dijeron que eran escritores porque sólo ellos creían en sí mismos. Continúe leyendo

¿Está Dios enojado conmigo?

Cada vez que alguien muere o hay un accidente enorme con muchas bajas, escucho la misma pregunta una y otra vez.

¿Por qué Dios permite que mueran? ¿Por qué, si Dios es un ser bueno y compasivo, permite que sucedan estas cosas tan terribles?

La verdad es que Dios no permite o provoca ninguna de estas cosas.

No podemos culpar a Dios, el destino, ni a ningún otro Ser Superior por las cosas que suceden a la humanidad en general. Continúe leyendo