Di que sí

Cuando el ciclo “bajo” de repente aparece y las cosas se ven un poco sombrías es el momento de cambiar nuestro modus operandi.

La vida es un ciclo continuo y como sabes a veces estamos en la “cresta, o arriba” y luego descendemos al “valle o lado bajo”. Como los ciclos son una parte de la naturaleza de los que no podemos “escapar”, no podemos romper o alterar su flujo. Continúe leyendo

No seas un mártir

Me quedé sorprendido al ver a un grupo de personas que llevan cubetas llenas de agua desde un pozo en la base de una montaña, hasta la cima de ésta. Cada cubeta pesaba más o menos como 30 kilogramos y todos ellos tenían que hacer varios viajes para llevar el agua a sus casas, ya que en esa comunidad rural no había un sistema de agua para tener agua corriente en todas las casas.

Me sorprendió también la habilidad con que las personas llevaban las cubetas sin derramar el agua, a pesar de la irregularidad del camino por el que tenían al transitar. Continúe leyendo

Sólo por Hoy, olvídate de todo

Hoy en día, nuestra vida la estamos llevando a un ritmo más rápido. Corriendo, corriendo y corriendo todo el tiempo. Y las raras ocasiones en que somos libres por unos instantes, en lugar de usar ese tiempo para descansar un rato, empezamos a sentirnos culpables y comenzamos inmediatamente a buscar algo que hacer.

Es hasta que nuestro cuerpo está realmente demasiado cansado y nos pide en todas las formas que puede que paremos y le demos la oportunidad de hacer su trabajo de recuperación. Entonces, finalmente, nos tomamos un descanso y permitimos que nuestro organismo se reponga y recupere su fuerza. Continúe leyendo

Toma un descanso, este es su tiempo

Hay días en que no se puede mirar sólo el lado bueno de todo, cuando no tienes la fuerza para seguir adelante, cuando sientes que tu trabajo ha sido en vano y lo que deseas es esconderte y abandonarlo todo.

Eso es normal y por favor no te sientas mal por ello. Incluso la madre naturaleza tiene que tomar un descanso de vez en cuando. Además es un poco como los comerciales en la televisión. Cuando yo era un niño, solía odiarlos por interrumpir mis caricaturas favoritas, pero luego aprendí a hacer cosas útiles durante ese tiempo, como ir al baño, preparar una taza de té o un buen sándwich. Así que pensé que después de todo no eran tan malos. Continúe leyendo

La culpa de ser libre

Si tienes ganas de salir a dar un paseo, cómprate un helado, ir al cine por tu cuenta o cualquier cosa que signifique tomar algo de tiempo para ti mismo o comprar algo para ti, sólo por el placer de darte un regalo, ¿cómo te sientes?

Por lo general, nos pedimos mucho a nosotros mismos y si de repente te siente con ganas de dar un paseo por el parque para despejar tu mente durante unos minutos, en lugar de dejar que tu mente disfrute del aire libre, te sigues preguntando cómo puedes ser tan irresponsable como para hacer algo como eso en un momento en el que debería estar trabajando como loco para ganar más dinero para pagar todas las cosas que se supone debes de cubrir este mes y así sucesivamente. Continúe leyendo