Joven

Me alegra el poder decir que he tenido el privilegio y bendición a lo largo de mi vida, de haber sido capaz de conocer y trabajar con personas que han sido considerados los mejores en sus respectivas especialidades y por haber aprendido mucho de ellos.

Estaba platicando con una amiga que está muy preocupada con el envejecimiento. Ella no es tan vieja, pero siente que su cuerpo ya no está respondiendo como antes y ahora su mente está centrada en sus “faltas” en vez de hacer algo al respecto. (La falta de movilidad, falta de concentración, falta de sueño, etc.)

Justo le estaba platicando de esas personas que he conocido en mi vida y que han tenido mucho éxito y, su principal característica, había sido la “actividad”. Ellos siguen moviéndose todo el tiempo, caminan mucho, siguen estudiando nuevos temas mucho, están abiertos a nuevas ideas y disciplinas mucho, hacen mucho ejercicio y cuidan sus dietas mucho. Continúe leyendo

Peticiones sin respuesta

Muchas veces me he cuestionado a mí mismo, al Universo, a Dios, etc., el por qué algunas de mis peticiones, oraciones y sueños, nunca se hicieron realidad. Incluso me he sentido lastimado e ignorado debido a esto.

Sé que todos hemos pasado por una experiencia como esta, pero, a veces nos olvidamos de ella y, a pesar de ver más adelante, que los resultados que hubiéramos recibido fueron totalmente diferentes a lo que esperábamos en primer lugar, permitimos que el sentimiento de rechazo, frustración, etc., habite en nuestros corazones una vez más.

Recuerdo hace mucho tiempo, que un amigo deseaba mucho viajar a una ciudad grande no muy cercana, con sus amigos. Sus padres se opusieron a ese viaje y él se sintió muy frustrado y enojado con ellos.

Había estado planeando este viaje durante meses, pero al final, sus calificaciones en la escuela habían sido mucho menores de lo esperado y sus padres decidieron que no se había “ganado” ese viaje. Continúe leyendo

NO

Sólo dos letras, una palabra. Simple, pequeña y tan aterradora para muchos.

Evitar el uso de esta pequeña palabra ha traído más problemas, malentendidos, tristeza y lamentaciones de lo que te imaginas.

¿Tal vez nos sentimos culpables cuando la decimos? ¿Tal vez sentimos que estamos siendo groseros con la otra persona? ¿Tal vez nos sentimos obligados a evitarla? ¿Quién sabe?, pero a pesar de su tamaño y simplicidad, es una de las palabras más difíciles de decir para muchas personas en todo el mundo.

¿Quizás fuimos educados para ver esa pequeña palabra como “dura”? ¿Tenemos miedo de ofender a la otra parte? ¿Decepcionarlos? Continúe leyendo

Carta abierta

Estaba revisando algunos viejos recuerdos de mi viaje a tu país hace unos años. Encontré tu tarjeta de negocios y me acordé de lo contento que estuve que tú me hayas dado una mano en aquel momento para ponerme en contacto con gente importante y de que me hayas ayudado a moverme alrededor de tu ciudad.

Fue un tiempo agradable y estoy muy agradecido por tu amabilidad y ayuda en ese momento. Cuando vi tu nombre en la tarjeta, me dio curiosidad por saber qué estarías haciendo ahora. Así que hice la búsqueda típica en Internet y me quedé muy sorprendido de encontrar tu nombre en algunos sitios, pero lo que encontré no era exactamente lo que esperaba.

Te dije alguna vez que llegarías a ser muy famosa algún día, pero esto está fuera de lo que tenía en mente. Continúe leyendo

Siguiendo el patrón

Se nos ha dicho toda la vida que debemos ser nosotros mismos.

“Sé tú mismo” se puede leer en muchos textos en toda la historia. Pero el principal problema es que nunca nos enseñaron cómo serlo.

Especialmente hoy en día cuando todos los medios de comunicación nos dicen qué ropa ponernos, qué comprar, cómo comportarnos, cuál es la tendencia para el próximo otoño, cuáles son los mejores dispositivos que debemos usar y qué vocabulario debemos usar para comunicarnos con los demás. Continúe leyendo