Cuida tu manera de hablar

Acabo de recibir una copia de un estudio muy interesante realizado por tres universidades en el Reino Unido sobre la percepción del color.

Encontraron una tribu en África con un lenguaje limitado a tres palabras para describir los colores. Una palabra para los colores oscuros, una para los colores de rango medio y uno para colores muy claros.

Para resumir una larga historia, en uno de estos estudios, mostraron diferentes ilustraciones con diferentes tonos del mismo color a los miembros de esa tribu, los cuales de inmediato identificaron los dos tonos que tenían una ligera diferencia. Pero, cuando mostraron la misma ilustración a occidentales que no tenían palabras diferentes para definir esos dos tonos de verde, éstos no pudieron encontrar la diferencia o les tomó mucho tiempo darse cuenta de ello. Ellos carecen de términos para describir esos colores, por lo tanto, los occidentales no pudieron encontrar la diferencia tan fácilmente. Continúe leyendo

¿Lo mismo?

Estaba esperando el metro en Londres, Inglaterra en una estación llena de gente y no pude dejar de oír por casualidad la conversación de dos señoras de mediana edad charlando alegremente a mi lado.

Una de ellas había ido de vacaciones a España y estaba sorprendida por algunas particularidades de la lengua, ella dijo algo así: “En España le dan género a los objetos, por ejemplo, ellos llaman una silla ´ella’, (lo que quiso decir es que  se clasifica como femenino) y a un zapato un ‘el’ (masculino), y eso le sonaba demasiado ‘extranjero’, dijo con una expresión de sorpresa en su cara.” Continúe leyendo

¿Somos diferentes?

Acabo de recibir un correo electrónico de una amiga en Japón. Ella comparte conmigo algunas de sus esperanzas y temores y me sorprendió ver cuán “similares” son nuestros sueños y problemas.

Pero ¿por qué me sorprendió? He estado allá y en realidad, después de conocer a la gente y sus costumbres fui “aceptado” en la comunidad. Para mí eran como cualquier otra persona y, creo que para ellos yo era uno más en el grupo.

Así que ¿dónde empecé a pensar que podían sentir o expresar la vida de una manera diferente?

Estando ahora en el otro lado del planeta, cuando oigo hablar de Japón es como escuchar de un mundo diferente. Pero eso es sólo un error en mi perspectiva.

La distancia es relativa al observador, al igual que el tiempo. Continúe leyendo

¡Vive la differénce!

Estaba escuchando a unas personas que hablaban justo delante de mí en la calle y estaban diciendo que todo el mundo debería sólo buscar amigos con las mismas aficiones, intereses, etc., decían que la comunidad perfecta es aquella con armonía y equilibrio. Pero, aunque no estaba de acuerdo con ellos, pues creo que el equilibrio consiste en la variedad, ellos parecían coincidir en que si todos sus amigos comparten sus aficiones, intereses y opiniones, tendrá amistades más duraderas

No pude averiguar bien de qué estaban hablando o cuáles fueron las bases de sus comentarios, ya que sólo caminaron delante de mí por un rato, pero me quedé pensando en ese tema por mucho tiempo. Continúe leyendo