Tú estás más que bien

Los Consejos sobre cómo ser un buen socio de negocios, un mejor cónyuge, amigo, amante, estudiante, jefe y así sucesivamente. Están en todas partes.

Puedes ver que, en la mayoría de las revistas y periódicos, hay siempre una sección dedicada a esos temas. Todo el mundo tiene algo que decirte sobre cómo ser una mejor “versión de ti mismo”.

Toda esta información, como todo lo demás en la vida, puede ser muy útil y, por supuesto, podemos aprender mucho cuando tratamos de aplicarla a nuestra vida cotidiana, pero, por otro lado, tenemos que estar extremadamente atentos a lo que aceptamos y a lo que tomamos con una pizca de sal.

Todos somos individuos, todos somos diferentes (afortunadamente). Podemos tratar de hacer las cosas de maneras distintas para aprender nuevas formas de hacer las cosas, incluso más rápido y mejor.

Pero cuando se trata de tu propia naturaleza, de tu propia personalidad, de tu propio ser. Las cosas son muy diferentes. Continúe leyendo

Consideración

“Debo estar haciéndome viejo”, pensé.

Cuando era más joven, recuerdo haberme sentido mal por aquellos viejos gruñones que se pasaban todo el tiempo quejándose de todo y de todos.

Mi abuela solía decir: “Cuando yo tenía tu edad, la gente era educada, nunca le faltábamos al respeto a los demás.”, “Tu generación no sabe lo que son los buenos modales”, etc.

Y ahora, yo me he convertido en ese viejo gruñón que no puede ya dar crédito ni a sus ojos ni a sus oídos.

Probablemente suena como chapado a la antigua, pero recuerdo que los hombres nunca decían malas palabras delante de las mujeres. Si una mujer escuchaba a un hombre maldiciendo y, él se daba cuenta de ello, él inmediatamente se disculpaba con ella. Hoy en día, he oído las peores palabras saliendo de la boca de mujeres. De hecho, las usan excesivamente, probablemente para tratar de demostrar que no son débiles o algo por el estilo.

Yo no uso groserías, en primer lugar, porque mi vocabulario no es tan limitado, así que no tengo necesidad de usarlas y, aparte hay varios problemas neurológicos causados por el uso excesivo de estas al limitar nuestras conexiones neuronales a un número reducido de palabras.

Creo que, cuando alguien dice: “No puedo evitarlo, así soy yo y esa es mi manera de hablar” es una falta de respeto a su propia inteligencia y su verdadero ser. Por qué el declarar: “Sí, soy tan estúpido que sólo puedo usar unas pocas palabras para describir y nombrar todo a mi alrededor y no puedo tratar de aprender más y ser una mejor persona para mí y los que me rodean” ¿es considerado hoy en día como una legítima “razón” para caer en la mediocridad?

Sí, queridas damas, todavía creo que, si un hombre no puede mostrar algo de respeto al dirigirse a ustedes, él no podrá realmente amarlas en forma alguna, pero no presten atención a mis palabras, soy sólo yo. Mejor observen sus experiencias pasadas y decidan por sí mismas.

Sólo me gustaría saber, por qué tantas personas últimamente están tan amargadas, que tratan de hacer daño y humillar con sus palabras, comentarios y acciones a tantas personas como les sea posible, en realidad eso es demasiado fácil de hacer, el desafío real es ser diferente, dar palabras de aliento a los demás, mostrar respeto a todo ser viviente que se cruza en tu camino y ser lo suficientemente valiente como para seguir a tu corazón y ser tan real como te sea posible, en lugar de limitarte y llegar a ser solamente un monito de imitación. Ser tú mismo sin tener que preocuparte acerca de lo que pensarán los demás, te traerá la libertad que siempre has soñado.

Si quieres leer el resto de este artículo y más como este entra aquí

Hazlo por ti

Cuanto más avanzas en la vida, más te das cuenta de que tu realidad tiene más que ver contigo mismo que con elementos externos.

Se nos enseña a evitar las actitudes egoístas y prestar atención a la opinión del resto del mundo, aún antes de considerar la nuestra.

Intentas siempre ser bueno con los demás, especialmente con tus seres queridos, pero el tiempo te enseña que no puedes hacer que te amen, como tú los amas, no puedes esperar que sean tan buenos y leales contigo, como tú lo eres con ellos. No puedes obligarlos a ver la vida como tú lo haces, porque tienen su propia visión del mundo, tienen sus propias necesidades y experimentan una vida diferente, con diferentes perspectivas e ideas, aún incluso si pasan todo el tiempo cerca de ti. Continúe leyendo

Yo respeto tu manera de hacer las cosas

Sé que ya has oído muchas veces que todos somos diferentes. No importa el tiempo que hemos vivido en la misma comunidad, en la misma casa y hasta en la misma familia. Tenemos mucho en común y, sin embargo, seguimos siendo diferentes.

Quizá prefieras ponerle azúcar en tu té, yo prefiero un poco más de crema en su lugar. Es posible que tú prefieras un pan de dulce para acompañarlo, yo prefiero una dona. Y después posiblemente te guste hablar de política, yo prefiero saltarme ese tema.

Podemos ser tan diferentes en muchos aspectos y, sin embargo, podemos compartir un momento agradable con nuestro té, cada uno de nosotros disfruta, al mismo tiempo, nuestros propios placeres personales. Continúe leyendo

Mirar hacia el futuro

No podría decir que él estaba en su mejor estado de ánimo, pero, al menos, estaba haciendo su mejor esfuerzo para no parecer demasiado preocupado. Él había sido toda su vida una excelente persona, un poco “diferente” del resto, pero, un hombre decente.

Tuvo que vender parte de su compañía y parte de sus posesiones para poder pagar algunas de sus deudas. Y como suele ocurrir, más tragedias aparecieron en su vida en ese momento. Muertes, enfermedad, divorcio, problemas, cambios radicales y muchos otros eventos inesperados llegaron todos a la vez.

Su vida era totalmente diferente a lo que él estaba acostumbrado toda su vida. Continúe leyendo

Siguiendo el patrón

Se nos ha dicho toda la vida que debemos ser nosotros mismos.

“Sé tú mismo” se puede leer en muchos textos en toda la historia. Pero el principal problema es que nunca nos enseñaron cómo serlo.

Especialmente hoy en día cuando todos los medios de comunicación nos dicen qué ropa ponernos, qué comprar, cómo comportarnos, cuál es la tendencia para el próximo otoño, cuáles son los mejores dispositivos que debemos usar y qué vocabulario debemos usar para comunicarnos con los demás. Continúe leyendo