Tu fuerza es …

Se sentía realmente mal esa mañana. Ella había estado tratando de ser fuerte durante demasiado tiempo y eso requiere mucho esfuerzo. Su fuerza empezaba a desvanecerse y la desesperación era más que evidente en sus ojos.

Me miró con los ojos más tristes que he visto en mi vida. Su voz proyectó su estado interior y después de decir hola con una voz taciturna, me dijo que ella sentía que ya no podía soportarlo.

La vida la había tratado mal y ha estado pasando por un período difícil en todas las áreas de su vida.

Ella sabía muy bien que necesitaba cambiar su actitud, pensamientos y sentimientos para poder volver a ponerse en pie una vez más. Pero esta vez ella sentía que eso era demasiado para ella.

Ella me pidió que le diera sólo un aspecto de ella que pudiera darle esperanza para el futuro.

“Dime sólo una cosa para hacerme sentir fuerte una vez más” Ella dijo con una voz desesperada. Continúe leyendo

Encuentra tu esperanza (Auto-recordatorio)

¿Recuerdas ese momento en que pensabas que todo estaba perdido y no había solución posible para ese problema?

Cuando eras un niño, había momentos en que las cosas parecían imposibles de lograr, cosas como sujetar la cuchara apropiadamente, alcanzar un juguete en un cajón alto, solucionar una suma en el pizarrón mientras todos los compañeros te observaban, etc.

Probablemente hubo momentos en que te sentiste nervioso de decirle a tus padres que habías roto su jarrón favorito por accidente mientras jugabas con tu pelota dentro de casa. Simplemente no podías pensar en una forma de salir de esa situación, ¿verdad?

A medida que avanzas en tu vida, las pruebas se vuelven más difíciles y las situaciones parecen más complicadas. Pero, cuando ves hacia atrás, puedes ver que siempre fuiste capaz de encontrar una solución para cada tribulación que encontraste en tu camino, ¿no es así? Continúe leyendo

A la mañana siguiente…

Las alegres voces de los pescadores que regresaban de un duro día de estar bajo el sol durante horas, se mezclaban con las voces de cientos de personas que volvían a su casa en esos enormes botes llamados Vapur.

Todo el mundo parecía cansado pero feliz, ya que su jornada laboral había terminado y estaban libres para relajarse y olvidarse de sus problemas por un rato.

Las cafeterías estaban llenas de hombres hablando y riendo como si fueran las personas más felices de la Tierra. Todo parecía en orden por todas partes.

El puente del Bósforo estaba lleno de coches que iban en ambas direcciones, cargados de gente que deseaba llegar a casa lo antes posible para que pudieran compartir una deliciosa comida con sus seres queridos. Continúe leyendo

Tu silencio

Hoy en día, las palabras vacías están de moda. Todo el mundo tiene que decir algo todo el tiempo.

Incluso cuando no saben qué decir, aunque no tengan idea de lo que están hablando.

Si una persona está hablando de algo que le pasó el día anterior, otra gente por lo general, tendrá una anécdota “más interesante”, “más escalofriante”, “más fabulosa” etc., para agregar.

Si alguien tiene algún tipo de enfermedad o está pasando por un momento difícil, siempre habrá esa persona que está pasando por algo mucho más terrible que los demás. Como si menospreciar los problemas y dilemas de los otros fuera algún tipo de concurso. Continúe leyendo

Dónde quiera que estés

Si miras a tu alrededor en este momento, ¿qué ves? O mejor dicho, ¿te gusta lo que ves? ¿Estás en el lugar donde planeaste estar hace un año? ¿Son las circunstancias como las deseabas en aquel entonces?

Si contestaste que sí a todas esas preguntas, enhorabuena, has llegado a la meta. Pero si contestaste que no a cualquiera o a todas, entonces no te preocupes. Eres un ganador de todos modos porque, lo creas o no, estás en lugar en el que estás destinado a estar en estos momentos.

Probablemente tus metas y sueños eran diferentes y piensas que estás en donde no se supone que deberías el día de hoy. Pero eso no es así. Continúe leyendo

El pastel

Con tantos problemas diferentes que tenemos que enfrentar todos los días, el estrés es cada vez más el tema de discusión principal que escuchas donde quiera que vayas.

Hay muchas personas tratando de encontrar una manera de lidiar con el estrés y cada vez más, la gente está volteando sus ojos a las antiguas escuelas.

Este es un método que aprendí por casualidad en un viaje, pero que ha demostrado ser muy eficaz para mí y lo llamo el “método del pastel”. Continúe leyendo

Tu nuevo sendero

“Sí, las cosas se estaban poniendo muy difíciles, me sentía abrumado y cada mañana trataba de resistirme a la alarma del despertador, no quería levantarme, yo sólo quería seguir durmiendo para no tener que lidiar con todo el lío que yo mismo me había creado”. Él se veía cansado, pero con una nueva luz en sus ojos.

Había perdido su compañía, su hogar, su matrimonio, pero por suerte no el amor de sus hijos. Así que él fue capaz de encontrar una motivación para salir del agujero que él había cavado para sí mismo.

“¿Y que hay de ti? ¿Habías pasado demasiado tiempo en tu zona de confort? Preguntó. Continúe leyendo

Un pequeño ajuste

Yo estaba disfrutando de la vista desde la cima de una montaña cerca del Everest. Estaba sudando y jadeando a pesar del frío, pero el esfuerzo para alcanzar esa cima había sido simplemente demasiado para una persona de ciudad como yo.

Fue un paseo áspero y aunque siempre he disfrutado de caminar durante períodos muy largos de tiempo, subir esta montaña no fue una tarea fácil. Nos tomó algunas horas pasando por partes difíciles y algunas experiencias duras también. Pero estábamos finalmente en la parte superior y disfrutando de una vista impresionante de  Chomologma “la madre de todas las montañas” nombre tibetano para lo que nosotros llamamos el Monte Everest. Continúe leyendo