Decide

Estaba escuchando a un amigo que expresaba con vehemencia sus ideas sobre política. Un grupo de personas a su alrededor escuchaba su opinión con interés, pero algunos de ellos no estuvieron de acuerdo con sus conceptos y comenzaron a refutar sus puntos.

Todo se convirtió en un desastre mientras yo me quedaba callado viendo la teoría del caos desarrollándose justo delante de mis ojos.

El grupo entonces se dividió en dos secciones (quizá en más), una defendiendo las opiniones de mi amigo y la otra agresivamente atacándolas.

Decidí guardarme las mías y permanecí en silencio observando el furioso debate y disfrutando de una taza de té. Continúe leyendo

Contribución

Una de las cosas más difíciles con la que he tratado de acabar de una vez, es esa sensación de no hacer lo suficiente para hacer este mundo mejor para mí y para los demás.

A veces me siento tan inútil e impotente mientras trato de encontrar una mejor manera de hacer las cosas. Me gustaría que hubiera una “aplicación” en mi mente para ayudarme a encontrar la mejor y más rápida manera de lograr esos sueños largamente esperados y no cumplidos en mi corazón.

Pero, supongo que a veces la Vida tiene formas de “ayudarte” a aprender las cosas más rápido y eso es al darte experiencias en las que puedas aplicar esas cosas que has estado leyendo y aprendiendo a través de muchas fuentes diferentes. Pero cuando los tiempos llegan para que “utilices” esas herramientas que has recibido a lo largo de tu vida, es cuando de verdad adquieres “conocimiento”.

Es muy divertido escuchar a aquellas personas que creen que su “verdad” es la única realidad que existe. Y se pueden encontrar ejemplos en todas partes y en todos los niveles. Desde gente común hasta profesores de universidades de prestigio en todo el mundo.

Todos nos aferramos a nuestra propia “verdad” en particular y, desde nuestra perspectiva, lo que otros piensan es sólo basura infundada. Sí, estoy seguro de conoces muchos ejemplos de estos también. Continúe leyendo