Confianza en ti mismo

Me dijeron que se trataba de un evento pequeño, sólo unas pocas personas que estaban interesadas en ese viejo movimiento llamado “El Nuevo Pensamiento”. Sería una charla sencilla para exponer algunas de mis ideas y teorías sobre la mecánica cuántica y el proceso de pensamiento en el cerebro. Nada demasiado elaborado.

Me sentí muy seguro ya que una charla con un grupo pequeño es algo que puedes fácilmente convertir en una “charla entre amigos.” Nada muy complejo de lograr.

Tan pronto como vi la parte de atrás del edificio donde esta reunión tenía lugar, algo extraño comenzó a molestarme el fondo de mi mente. Esto parecía más la parte trasera de un viejo teatro, pero bueno, ¿cómo iba a saber la manera en que las cosas se manejaban ahí? era un país muy diferente al otro lado del planeta y las costumbres eran distintas, así que no les pregunté nada a mis anfitriones. Continúe leyendo

Lo que dicen

¡Él estaba en estado de shock! no podía creer lo que escuchaba. Esta mujer de edad avanzada y tan bien vestida, acababa de usar el peor vocabulario que había oído en años. Incluso un camionero viejo, se sentiría avergonzado con las palabras que esta mujer había pronunciado en contra de él (No quiero decir que todos los conductores de camiones tengan un mal vocabulario, conozco a dos que leen mucho y están muy bien educados). Pero mi amigo estaba furioso.

Estaba manejando en los carriles centrales en una concurrida avenida, uno de sus neumáticos explotó literalmente y casi perdió el control de su vehículo. Por suerte para nosotros pudo parar, encendió sus luces de emergencia y comenzó a conducir con cuidado hacia la salida. Todos los conductores se detuvieron y le permitieron pasar. Todos los conductores con la excepción de una mujer que conducía un coche muy caro y que se sintió ofendida porque tuvo que reducir la velocidad para dejarnos pasar.

Tan pronto como llegamos a la salida se detuvo y comenzó a utilizar el vocabulario más increíble que puedas imaginar. Sentí mucho que no pude grabar toda la escena sólo para aprender las nuevas palabras que había inventado ella en ese momento de furia, algunas groserías que usó no eran ni siquiera posibles, pero toda la escena fue muy divertida, al menos para mí, porque mi amigo estaba completamente furioso por el incidente. Continúe leyendo

Deja de buscar razones para ser infeliz

Últimamente mientras voy caminando por la calle me gusta escuchar un par de frases de conversaciones de otras personas, no para chismear, sino porque si juntas todas frase que escuches “al pasar” puedes crear “diálogos” muy divertidos. ¡Supongo que podría escribir una novela con todas las frases que he reunido últimamente!

Pero una vez que la diversión había terminado y me puse a recordar un poco más de las pláticas que oí en mis viajes, me sorprendió descubrir que la mayoría de las conversaciones se refieren a las cosas en que la gente se enfoca y estas eran en su mayoría, cosas que los hacen infelices. Continúe leyendo