La dicotomía del silencio

Cuando ves a alguien sufriendo y, no hay nada que puedes hacer para ayudarlo a salir de su miseria, la mayoría de las veces tratarás de consolarlo  con palabras de aliento.

En esos casos, las palabras correctas son difíciles de encontrar y, muchas veces terminamos diciendo las incorrectas, incluso cuando nuestra intención era buena.

Hemos hablado muchas veces sobre las ventajas y bendiciones del silencio, cuán importante es guardar silencio cuando existe el riesgo de herir a alguien.

Pero como todo en esta vida, siempre hay dos lados para cada cosa y caer en sus extremos es extremadamente fácil.

Algo en demasía puede hacer mucho daño. Continúe leyendo

Estás por tu cuenta

Me sorprendí al escucharla diciendo que no podrían estar juntos porque no sacaban lo mejor uno del otro. Y me sorprendió porque he oído eso incluso de consejeros matrimoniales, psicólogos, médicos, abogados y muchas otras personas que se supondría están un poco más informados.

Tal vez es por eso que tantas relaciones han estado y siguen estando hoy en día, condenadas al fracaso. Continúe leyendo

Mirar hacia el futuro

No podría decir que él estaba en su mejor estado de ánimo, pero, al menos, estaba haciendo su mejor esfuerzo para no parecer demasiado preocupado. Él había sido toda su vida una excelente persona, un poco “diferente” del resto, pero, un hombre decente.

Tuvo que vender parte de su compañía y parte de sus posesiones para poder pagar algunas de sus deudas. Y como suele ocurrir, más tragedias aparecieron en su vida en ese momento. Muertes, enfermedad, divorcio, problemas, cambios radicales y muchos otros eventos inesperados llegaron todos a la vez.

Su vida era totalmente diferente a lo que él estaba acostumbrado toda su vida. Continúe leyendo