Joven

Me alegra el poder decir que he tenido el privilegio y bendición a lo largo de mi vida, de haber sido capaz de conocer y trabajar con personas que han sido considerados los mejores en sus respectivas especialidades y por haber aprendido mucho de ellos.

Estaba platicando con una amiga que está muy preocupada con el envejecimiento. Ella no es tan vieja, pero siente que su cuerpo ya no está respondiendo como antes y ahora su mente está centrada en sus “faltas” en vez de hacer algo al respecto. (La falta de movilidad, falta de concentración, falta de sueño, etc.)

Justo le estaba platicando de esas personas que he conocido en mi vida y que han tenido mucho éxito y, su principal característica, había sido la “actividad”. Ellos siguen moviéndose todo el tiempo, caminan mucho, siguen estudiando nuevos temas mucho, están abiertos a nuevas ideas y disciplinas mucho, hacen mucho ejercicio y cuidan sus dietas mucho. Continúe leyendo

¿Viejo?

|

Cuando era adolescente, me acuerdo que pensaba que cuando llegara a los 30, yo sería oficialmente un adulto. Mi tío tenía 55 años en ese momento y me dijo que se sentía increíble, con buena salud y tan activo como siempre.

Por supuesto que pensé que sólo estaba tratando de hacer que los demás pensaran que no estaba tan viejo todavía. Pero para mí a esa edad, sí era muy viejo y así se lo dije.

Él sólo se rio y me dijo que la edad no estaba realmente en el cuerpo, sino en tu mente. Me reí aún más fuerte y pensé que sólo estaba tratando de convencer a su mente que aún era joven y fuerte. Sin embargo, me quedé muy impresionado de ver lo duro que entrenó en el gimnasio ese día. Continúe leyendo

Así soy yo

Después de todas las cosas que hemos estado discutiendo acerca de la importancia del cambio en nuestra evolución y su papel en el proceso de la vida, no hay nada más frustrante y desalentador que escuchar a alguien diciendo: “Así soy yo y no puedo cambiarlo”.

He oído esas palabras muchas veces, sobre todo de personas mayores que de alguna manera u otra han adoptado ciertos patrones en sus vidas y creen que no pueden cambiarlos nunca más, a veces no les importa si los patrones están haciendo su vida mejor o peor y, el principal problema, es que están aceptando su estado, sin tratar de hacer un cambio positivo en su comportamiento y creencias. Continúe leyendo