¡Encuéntralas ahora!

 

Algunos días son difíciles de olvidar. Si tuviste un día lleno de momentos maravillosos, ese día se convierte en un recuerdo para toda la vida. Si tuviste un día lleno de problemas y momentos amargos, ese día también se convertirá en un recuerdo para toda la vida.

Afortunadamente, esos días son muy raros. Por lo general, nuestros días son una combinación de incidentes buenos y malos.

La única diferencia es que la mayoría de la gente está acostumbrada a enfocarse en aquellos eventos que los hacen sentir mal. Los tenemos en un compartimiento especial en la mente y parece que sentimos un “placer” extraño al recordarlos con frecuencia en reuniones que terminan siendo “competencias de adversidades” donde gana quien más ha sufrido.

Sé que interpretar a la víctima, ayuda a algunas personas a atraer más atención sobre ellas y, sí, quién no disfruta de los “15 minutos de fama” de vez en cuando. Continúe leyendo

Encuentra tu esperanza (Auto-recordatorio)

¿Recuerdas ese momento en que pensabas que todo estaba perdido y no había solución posible para ese problema?

Cuando eras un niño, había momentos en que las cosas parecían imposibles de lograr, cosas como sujetar la cuchara apropiadamente, alcanzar un juguete en un cajón alto, solucionar una suma en el pizarrón mientras todos los compañeros te observaban, etc.

Probablemente hubo momentos en que te sentiste nervioso de decirle a tus padres que habías roto su jarrón favorito por accidente mientras jugabas con tu pelota dentro de casa. Simplemente no podías pensar en una forma de salir de esa situación, ¿verdad?

A medida que avanzas en tu vida, las pruebas se vuelven más difíciles y las situaciones parecen más complicadas. Pero, cuando ves hacia atrás, puedes ver que siempre fuiste capaz de encontrar una solución para cada tribulación que encontraste en tu camino, ¿no es así? Continúe leyendo

Habla

No me sorprendió mucho el leer un reciente estudio de la Universidad de Filadelfia y de la Universidad de Madison, WI, EE.UU., sobre la importancia de hablar con uno mismo, con el fin de activar y aumentar la memoria.

En resumen, el estudio presenta una serie de resultados, tomados de varias investigaciones, donde se pidió a personas de diferentes orígenes el tratar de recordar dónde habían puesto ciertas cosas mientras que decían en voz alta el nombre del objeto que estaban buscando. Por ejemplo, un grupo de personas que estaban tratando de encontrar sus llaves, mientras buscaban en sus casas, no dejaba de repetir: “Llaves, las llaves”, mientras que a otro grupo de personas, se les pidió no decir o pensar la palabra en ningún momento. Continúe leyendo

Respuestas II

Encontrar respuestas es una tarea de enormes proporciones. Muchas personas la evitan tanto como sea posible, porque tan simple como puede parecer, podría ser una de las cosas más difíciles de hacer.

Puede sonar ilógico, pero te sorprenderías de saber que la mayoría de la gente, (tú y yo incluidos) estamos buscando respuestas, sin antes definir la pregunta correcta. Hay muchas áreas de nuestra vida en las que estamos tratando de encontrar una señal, una respuesta, una solución. Pero si te preguntas cuál es la cuestión real que hay que tratar, la mayoría de las veces no tendrás una idea clara. Continúe leyendo