Sacúdetelo

No hay nada más difícil que tratar de hablar con alguien que está enojado. Le pides que escuche lo que tienes que decir, pero su enojo no le deja escuchar, realmente escuchar, en realidad no están realmente interesados en lo que tengas que decir, todo lo que quieren hacer es sacar esa sensación horrible de su organismo.

Incluso si te dejan hablar durante unos segundos, comenzarán de inmediato a contestarte, no van a escuchar tus razones porque no quieren mantener esa rabia dentro y sienten la necesidad de sacarla. Incluso si tienes razón no pueden verlo.

No tiene sentido hablar con alguien que está cegado por su mal carácter y, que de la misma manera en que lo hace un enfermo, está mirando el mundo a través de sus toxinas.

¿Pero adivina qué? A veces, tú eres esa persona cegada por su enojo. Continúe leyendo

Personal

Hoy en día reaccionamos demasiado rápido a los acontecimientos externos. Estoy hablando de la forma en que tomamos las palabras de otras personas.

Estás caminando tranquilamente por la calle, ocupándote de tus propios asuntos y de repente alguien aparece en la esquina y choca contigo. Esa persona comienza a gritarte como si fuera culpa tuya el estar en su camino y comienza a decir cosas horribles sobre ti. La gente mira la escena sin darle importancia y sigue su camino, pero para ti fue un evento muy traumático.

No puedes entender por qué esa persona está en tal cólera cuando ni siquiera se estrellaron a propósito.

Pero tuviste que escuchar toda una lista de adverbios y, probablemente, incluso aprendiste algunos nuevos, sin entender la verdadera razón de ello.

O alguien que conoces tiene un tipo muy particular de humor y de repente dice una broma sobre ti que tomas como una ofensa, pero que no era su intensión. Continúe leyendo

Contrastando

Yo no estaba consciente de la raíz de su ira. Siempre había sido una persona muy agradable, siempre sonriendo y bromeando con todos a su alrededor.

Ellos habían sido amigos desde su infancia. Habían estado juntos en muchas batallas y en muchas celebraciones también.

Pero un día su amigo salió del país para comenzar la búsqueda para encontrar a su “verdadero yo”. Muchos caminos nuevos y experiencias le aguardaban.

Perdieron el contacto por muchos años hasta que, un día, él volvió a casa.

Había tenido mucho éxito en su negocio y había viajado por el mundo y aprendido muchas cosas valiosas.

Su amigo se había quedado en casa durante todos estos años.

El día que volvió a su ciudad natal, se sorprendió al ver que muchas cosas no habían cambiado en absoluto, mientras que otras eran totalmente diferentes.

Ambos amigos se reunieron una vez más después de todos esos años de estar separados y cada uno le dijo al otro sobre las cosas nuevas en sus vidas. Ambos se alegraron de verse una vez más.

Hasta que comenzaron a comparar sus vidas. Continúe leyendo

Está bien (Nota mental)

Está bien despertar una mañana con la sensación de estar drenado, sin tu habitual alegría de vivir encendida y decidir en ese mismo momento tomar el día libre. Sólo para reunir suficiente fuerza para continuar con tu viaje.

Es válido decidir hoy, el no sentir gratitud por las cosas buenas que tienes y, el que tu corazón sienta nostalgia de los días y personas que ya no están aquí contigo.

Es aceptable decidir el dejar que la ira y la tristeza llenen tu corazón y alma por un rato, porque estos sentimientos son una parte de tu naturaleza humana y tienen una razón para existir en ti. Continúe leyendo

¡Enójate!

Hace unos años yo estaba impartiendo una clase de defensa personal en un centro comunitario para mujeres (la mayoría de ellas eran víctimas de violación). Yo estaba hablando de la importancia de neutralizar rápidamente el oponente para que esto les permitiera escapar tan pronto como fuera posible y / o pedir ayuda en función de las circunstancias.

Con el fin de mostrar una técnica para mantener a un extraño a una cierta distancia y poder defenderse de un ataque, le pedí a una pequeña mujer que me ayudara a demostrar la técnica para las otras estudiantes.

Al principio, ella vaciló y se acercó tímidamente. No se atrevía a mirarme y mantuvo los ojos todo el tiempo en el suelo. Continúe leyendo

Yo respeto tu manera de hacer las cosas

Sé que ya has oído muchas veces que todos somos diferentes. No importa el tiempo que hemos vivido en la misma comunidad, en la misma casa y hasta en la misma familia. Tenemos mucho en común y, sin embargo, seguimos siendo diferentes.

Quizá prefieras ponerle azúcar en tu té, yo prefiero un poco más de crema en su lugar. Es posible que tú prefieras un pan de dulce para acompañarlo, yo prefiero una dona. Y después posiblemente te guste hablar de política, yo prefiero saltarme ese tema.

Podemos ser tan diferentes en muchos aspectos y, sin embargo, podemos compartir un momento agradable con nuestro té, cada uno de nosotros disfruta, al mismo tiempo, nuestros propios placeres personales. Continúe leyendo

El Maestro

En casi todas las tradiciones antiguas el papel del Maestro se menciona siempre con respeto y reverencia. Al menos cuando yo era niño, solíamos respetar y dar un lugar muy especial a nuestros maestros, no puedo decir que lo mismo está sucediendo ahora, ya que la falta de respeto por nuestros maestros y mayores nos llevará a graves problemas, los cuales ya estamos empezando a ver claramente, pero debemos hacer algo al respecto antes de que sea demasiado tarde.

Una vez que salimos de la escuela y comenzamos nuestro viaje por esta vida, nuevos tipos de profesores aparecen en diferentes momentos y lugares, sólo para recordarnos las cosas que ya sabíamos, pero que seguimos olvidando aplicar en nuestra práctica diaria o a veces, nos enseñan sobre nuevas perspectivas y métodos que podrían ayudarnos a ser lo mejor de nosotros. Para ti y para el resto del planeta. Continúe leyendo

Tu valía

Ella me vio caminando por la calle y me saludó muy efusivamente. “¡Tenía muchas ganas de verte! ¡Finalmente terminé tu libro y me encantó! ¡Lo voy a leer otra vez! ”

“Pero el problema es que quiero ser capaz de hacer las cosas que hablas en el libro, pero no creo que sea tan fácil como parece”, se quejó.

Le di las gracias por leer uno de mis libros y simplemente le dije: “Yo nunca dije que fuera fácil, nada en ese libro es realmente fácil. Es un proceso, todo lo que vale la pena toma tiempo. Sólo estoy compartiendo en mis libros mis experiencias e ideas propias, pero mi objetivo principal es alentar a mis lectores a encontrar sus propias respuestas y métodos. Todos somos diferentes y tenemos diferentes circunstancias sucediendo en nuestras vidas en este momento, pero todos estamos en el mismo barco y, podemos encontrar mentalidades y procedimientos comunes para tener un viaje más feliz.” Fue mi respuesta. Continúe leyendo

Perdonando

He escuchado últimamente a muchas personas hablando de perdonar a los demás. Me han preguntado muchas veces acerca de cómo he podido perdonar la traición y la mentira tan fácilmente.

La verdad es que me perdono a mí mismo primero. Soy consciente de que he permitido que esa gente que me lastime en el primer lugar. Yo les he dado el poder para hacerlo. He soltado mi poder y luego, el daño está hecho.

Así que siempre empiezo por perdonarme.

El resto es mucho más fácil. Continúe leyendo

Sacúdetelo

No hay nada más difícil que tratar de hablar con alguien que está enojado. Le pides que escuche lo que tienes que decir, pero su enojo no le deja escuchar, realmente escuchar, en realidad no están realmente interesados en lo que tengas que decir, todo lo que quieren hacer es sacar esa sensación horrible de su organismo.

Incluso si te dejan hablar durante unos segundos, comenzarán de inmediato a contestarte, no van a escuchar tus razones porque no quieren mantener esa rabia dentro y sienten la necesidad de sacarla. Incluso si tienes razón no pueden verlo. Continúe leyendo