Yo respeto tu manera de hacer las cosas

Sé que ya has oído muchas veces que todos somos diferentes. No importa el tiempo que hemos vivido en la misma comunidad, en la misma casa y hasta en la misma familia. Tenemos mucho en común y, sin embargo, seguimos siendo diferentes.

Quizá prefieras ponerle azúcar en tu té, yo prefiero un poco más de crema en su lugar. Es posible que tú prefieras un pan de dulce para acompañarlo, yo prefiero una dona. Y después posiblemente te guste hablar de política, yo prefiero saltarme ese tema.

Podemos ser tan diferentes en muchos aspectos y, sin embargo, podemos compartir un momento agradable con nuestro té, cada uno de nosotros disfruta, al mismo tiempo, nuestros propios placeres personales. Continúe leyendo