¡Rápido!

En mi humilde opinión, no hay nada más frustrante que esperar.

Sí, lo confieso: soy muy impaciente. Odio tener que esperar durante mucho tiempo. Normalmente me gusta que las cosas estén ahí, listas para mí en lugar de tener que matar el tiempo mientras recibo lo que quiero.

Y, por supuesto, esto me ha causado muchos dolores de cabeza en mi vida a lo largo de los años.

Especialmente cuando las cosas van mal, me gustaría descubrir un hechizo mágico para que las cosas cambiaran de curso inmediatamente.

Pero, como ya sabes, esto no es posible y para entender por qué las cosas deberían ser así, es algo que muchas veces no soy muy bueno. Continúe leyendo

Posponiendo tu bienestar

“Y cuando tenga una casa nueva, entonces estaré feliz”, dijo esta mujer a su compañera en voz alta como si quisiera que todo el mundo se enterara.

“Entonces sabré que todo lo que he hecho ha valido la pena, todo el dolor, todo el trabajo duro, mi sufrimiento.” La señora que estaba sentada a su lado la miró en silencio.

“Entonces seré capaz de sonreír de nuevo y saber que todo estará bien. Concluyó con un tono triunfal.

La señora que viajaba con ella le preguntó después de unos segundos: “¿Cuánto tiempo has esperado que eso suceda?”

“Treinta años” contestó la primera dama. Continúe leyendo

No esperes más…

La noche era fría y la espera a que llegara un autobús me estaba poniendo de nervios. A veces esperar el transporte público es un verdadero reto en algunos países en los que no hay horarios fijos, o que los tienen, pero no los respetan.

El clima se enfriaba cada vez más y mi paciencia estaba desapareciendo, así que a pesar de la hora (1:30 AM) y al no estar tan lejos de mi destino, decidí caminar unos minutos y ver si el autobús me alcanzaba mientras tanto.

Después de todo, caminar me ayudaría a entrar en calor y evitaría que mi mente siguiera quejándose del transporte público en esta ciudad.

A medida que iba caminando, podía escuchar el sonido de mis pasos sobre el pavimento. Era el único sonido que se podía oír a esa hora y era agradable escuchar el ritmo de mi caminar.

Camino mucho, es uno de mis placeres favoritos en la vida, pero ayer por la noche hacía frío y me sentía un poco cansado, por eso había decidido esperar el autobús. Pero, probablemente, el conductor del autobús tenía frío también, y decidió tomar una taza de té caliente en lugar de conducir para variarle un poco.

Así fue como decidí caminar y disfrutarlo al mismo tiempo.

De vez en cuando me detenía y volteaba para ver si el autobús se acercaba finalmente, pero fue en vano. Así que seguí caminando y caminando hasta que llegué a mi destino, pero el autobús nunca llegó. Pero me dio gusto que no llegara, porque me gustó mucho el paseo.

Me preguntaba, ¿cuántas veces habría logrado más en mi vida si en lugar de esperar a que mi bien llegara, hubiera tomado la iniciativa de ir a buscarlo primero? ¿Cuántas bendiciones me he perdido por esperar estáticamente? ¿Cuántas oportunidades me han esperado en mi destino, pero nunca las descubrí, por esperar a que vinieran a encontrarme?

Tal vez personas más decentes hubieran preferido esperar al autobús esa noche fría y solitaria, pero para mí, fue una experiencia muy agradable el tomar ese paseo.

Probablemente puede sonar tonto el comparar esta experiencia con mi actitud hacia ciertas cosas en mi vida, pero la verdad, creo que es un buen ejemplo de lo que he estado haciendo y, todavía sigo haciendo a menudo.

En verdad no te aconsejo que camines a medianoche por barrios con los que no estés muy familiarizado en ciertas ciudades. Pero quisiera pedirte que compruebes, si no has estado esperando demasiado tiempo a que tus bienes te alcancen. Incluso si es algo que sin duda debe llegar (como parecía ser el caso con el autobús de esa noche). Lo más seguro es que será necesario dar algunos pasos para ir a encontrarlo a medio camino o, tal vez tendrás que caminar hasta el final para llegar a él, pero no permanezcas inmóvil.

La vida es movimiento. Y tus sueños merecen el esfuerzo, además la mayoría de veces disfrutarás del proceso.

Así que no esperes más, ve a hacer que las cosas sucedan.

Espera

La mayoría de la gente que conozco odia esperar cualquier cosa. Esperar es algo tan importante, que es increíble que la mayoría carecemos de esa habilidad, don, conocimiento o como lo quieras llamar.

Estamos perdiendo muchos valores hoy en día, pero un valor al que realmente soy muy fiel es a la puntualidad. Considero que perder el tiempo de los demás es una de las peores ofensas que les podemos hacer. No tenemos idea de lo que ellos hayan tenido que pasar para poder darnos un poco de su tiempo y, si nos presentamos tarde o si no mostramos respeto por su tiempo, quiere decir que no tenemos respeto ni por nosotros mismos tampoco.

Respetar el tiempo, el nuestro y el de los demás es una virtud. Continúe leyendo

¿Respeto?

 

Estaba esperando a un amigo afuera del consultorio de un médico, la paciencia no es una de mis virtudes (pero estoy trabajando en ello) y estar sentado en una sala de espera es una tarea difícil para casi cualquier persona.

Pero tenía que esperar a que mi amigo saliera, así que empecé a buscar entre algunas revistas que estaban sobre una mesa, pero eran principalmente revistas de moda y realmente no estoy muy educado en modas (pero estoy trabajando en ello) pero éstas eran revistas viejas, así que no creí que pudiera aprender algo nuevo en ellas. Continúe leyendo

Desconfianza (Otro auto-recordatorio)

Me tomó un tiempo darme cuenta de que yo estaba viviendo en un estado de desconfianza constante. Me enseñaron a tener cuidado con las personas que me rodeaban: “No hables con extraños”, me dijeron.

Me enseñaron a desconfiar de los resultados “No esperes lo mejor y no te desilusionarás”. También me enseñaron a confiar en mí mismo y no esperar nada de los demás porque  así “No te defraudarán.” Continúe leyendo

Confía en lo que viene

Cuando estás buscando algo en línea, por lo general, escribes la palabra o palabras relacionadas con el tema sobre el que necesitas encontrar información,  luego normalmente pulsas  la tecla “retorno” o “enter” o “enviar”, dependiendo del dispositivo que estés utilizando y, sólo esperas la lista de resultados.

Por lo general, esto ocurre en cuestión de segundos, dependiendo de la velocidad de tu conexión a Internet. Si la conexión no es muy rápida y / o el motor de búsqueda está demasiado ocupado en ese momento, sólo esperas un poco más. No te pones a apretar la tecla “retorno” muchas veces seguidas para poder “acelerar” la búsqueda. Tú “entiendes” que a veces el Internet se pone lento por varias razones, es molesto, pero sabes que sucede a menudo. ” Continúe leyendo

Imagina

Hemos hablado muchas veces sobre la importancia de la imaginación en el proceso creativo. Ahora estamos listos para iniciar un nuevo ciclo cargados de nueva energía y ganas de probar nuestras nuevas herramientas. Estas herramientas que hemos ido adquiriendo y refinando durante este periodo de aprendizaje.

Cada vez que empezamos algo nuevo, empezamos con una mezcla de emoción y miedo. Eso es lo que hace la vida más emocionante y divertida.

Entonces, ¿qué te parecería empezar el día cada mañana y durante todo el día, imaginar y esperar a que algo emocionante suceda? Continúe leyendo