Es por ti

Gracias a nuestro actual sistema escolar, estamos prácticamente obligados a estudiar diferentes materias. Normalmente, el estudiante promedio aprende cosas para pasar una prueba. Después del examen suelen olvidarse de todo, si es que no usan esa información con frecuencia.

Estamos acostumbrados, desde muy temprana edad, a aprender como una obligación. Por lo tanto, lo tomamos como un trabajo duro y tendemos a verlo como algo aburrido y difícil. Algunos padres incluso lo usan como un castigo. No es de extrañar por qué lo tomamos como una carga en lugar de una bendición.

Tan pronto como salimos de la escuela nos sentimos “libres” porque no tendremos que seguir leyendo libros y estudiando temas extraños durante horas. Y mantenemos intacto nuestro concepto del estudio. Hasta que un día, descubrimos un tema que nos fascina.

Entonces, estudiar ese tema se convierte en un placer. Cuanto más nos atrae, más pasamos el tiempo investigándolo.

Es hasta ese momento que comprendemos el verdadero placer de aprender. Continúe leyendo

Lo que no eres

He conocido a muchas personas que están convencidas de que son lo que no son. Y cuando tienes una idea en tu mente el tiempo suficiente, se convierte en parte de tu realidad.

El problema es que cuando has mantenido el concepto incorrecto, entonces el mundo exterior te causará más daño que beneficio.

Por ejemplo, conozco a un amigo cuyos padres le dijeron todo el tiempo que no era bueno en matemáticas. Le repetían todo el tiempo que era un fracaso en esa y otras ciencias. Afortunadamente para él y, para muchos de nosotros, terminó escuchando su voz interior que siempre le dijo que le gustaban mucho y terminó siendo un maestro de ciencias maravilloso que ama difundir el conocimiento a sus estudiantes y ha compartido a varias generaciones su magia.

Incluso yo me creí el viejo cuento de que las matemáticas eran difíciles y aburridas. Recuerdo a mi familia hablando de lo difícil que eran y mis compañeros de clase se quejaban todo el tiempo acerca de lo tediosas que les parecían.

Fue hasta que tuve que estudiarlas por mi cuenta para un examen difícil y que se me permitió el estudiar a mi propio paso y ritmo, que descubrí lo hermosas que son y lo agradables y divertidas que puede ser. Ahora me gusta resolver ecuaciones como un pasatiempo cuando puedo encontrar un momento libre. Continúe leyendo

Reflejando

 

¿Te tomas muy en serio?

Pues no lo hagas, en realidad, nadie más lo hace.

Por lo general, pensamos que la gente “nos ve” como nos vemos a nosotros mismos.

La verdad es que cada persona que te conoce tiene una impresión diferente de ti y su perspectiva podría ser totalmente opuesta a la tuya, por lo tanto, su “imagen” de ti podría ser completamente diferente a la tuya.

Creo que todos conocemos a alguien que parece vivir en una “burbuja aislada”, especialmente, con respecto a la energía que ellos “transmiten” al mundo.

Conozco a una persona que cree que es muy atractiva, humilde, amada y querida por toda su comunidad. Si le preguntas, todo el mundo la adora, la respeta y la admira. Según esta persona, todo el mundo es su amigo, especialmente gente famosa y poderosa y le encanta presumir sus fotografías con ellos, a su familia y amigos. Continúe leyendo

Cuida tu manera de hablar

Acabo de recibir una copia de un estudio muy interesante realizado por tres universidades en el Reino Unido sobre la percepción del color.

Encontraron una tribu en África con un lenguaje limitado a tres palabras para describir los colores. Una palabra para los colores oscuros, una para los colores de rango medio y uno para colores muy claros.

Para resumir una larga historia, en uno de estos estudios, mostraron diferentes ilustraciones con diferentes tonos del mismo color a los miembros de esa tribu, los cuales de inmediato identificaron los dos tonos que tenían una ligera diferencia. Pero, cuando mostraron la misma ilustración a occidentales que no tenían palabras diferentes para definir esos dos tonos de verde, éstos no pudieron encontrar la diferencia o les tomó mucho tiempo darse cuenta de ello. Ellos carecen de términos para describir esos colores, por lo tanto, los occidentales no pudieron encontrar la diferencia tan fácilmente. Continúe leyendo

Joven

Me alegra el poder decir que he tenido el privilegio y bendición a lo largo de mi vida, de haber sido capaz de conocer y trabajar con personas que han sido considerados los mejores en sus respectivas especialidades y por haber aprendido mucho de ellos.

Estaba platicando con una amiga que está muy preocupada con el envejecimiento. Ella no es tan vieja, pero siente que su cuerpo ya no está respondiendo como antes y ahora su mente está centrada en sus “faltas” en vez de hacer algo al respecto. (La falta de movilidad, falta de concentración, falta de sueño, etc.)

Justo le estaba platicando de esas personas que he conocido en mi vida y que han tenido mucho éxito y, su principal característica, había sido la “actividad”. Ellos siguen moviéndose todo el tiempo, caminan mucho, siguen estudiando nuevos temas mucho, están abiertos a nuevas ideas y disciplinas mucho, hacen mucho ejercicio y cuidan sus dietas mucho. Continúe leyendo

Comenzando

“Si hubiera sabido todo lo que iba a tener que pasar para llegar hasta donde estoy ahora, creo que nunca habría empezado. La ignorancia no es una cosa mala después de todo. “Esa fue la respuesta de un prominente físico cuando le pregunté en una entrevista, sobre el inicio de su carrera. Había llegado al nivel más alto en las diferentes disciplinas de su campo e incluso ganó el Premio Nobel en los años 70. Continúe leyendo