El examen

Cuando estudias una materia en particular estás consciente de que después de un cierto período de tiempo, tu profesor tratará de evaluar tu nivel de aprendizaje mediante la aplicación de un examen.

La mayoría de los sistemas educativos tienen esta costumbre, de hacer los exámenes semanales, mensuales, algunos incluso más a menudo y luego, al final del período escolar.

Nadie se opone a esto. Todos lo aceptamos, si no de buen agrado, por lo menos ¡No hacemos un gran alboroto al respecto! Continúe leyendo

El Maestro

En casi todas las tradiciones antiguas el papel del Maestro se menciona siempre con respeto y reverencia. Al menos cuando yo era niño, solíamos respetar y dar un lugar muy especial a nuestros maestros, no puedo decir que lo mismo está sucediendo ahora, ya que la falta de respeto por nuestros maestros y mayores nos llevará a graves problemas, los cuales ya estamos empezando a ver claramente, pero debemos hacer algo al respecto antes de que sea demasiado tarde.

Una vez que salimos de la escuela y comenzamos nuestro viaje por esta vida, nuevos tipos de profesores aparecen en diferentes momentos y lugares, sólo para recordarnos las cosas que ya sabíamos, pero que seguimos olvidando aplicar en nuestra práctica diaria o a veces, nos enseñan sobre nuevas perspectivas y métodos que podrían ayudarnos a ser lo mejor de nosotros. Para ti y para el resto del planeta. Continúe leyendo

El día del examen ha llegado.

¿Alguna vez llegaste a la escuela y de repente el maestro te recibió con un examen sorpresa?

Apuesto a que te acuerdas de la sensación, el nerviosismo y la inseguridad: ¿Estoy realmente preparado? ¿Voy a acordarme de todo? Debería haber estudiado mis notas con más frecuencia, etc.

A veces aprobaste el examen, a veces no y tuviste que repetir el examen o hacer una tarea extra para pasar esa materia. Pero siempre aprendiste algo de esa experiencia. Continúe leyendo