Dejándolos atrás

Recuerdo que un día, cuando era un niño pequeño, sentí mucho miedo de perder mis juguetes, me sentí muy preocupado con ese pensamiento. Mi madre me preguntó por qué estaba tan molesto y le dije que tenía miedo de crecer, porque me encantaba jugar con mis juguetes y, nunca había visto a un adulto jugando con juguetes. (Estaba tan equivocado entonces…).

Mi madre sonrió y me dijo que no necesitaría mis juguetes cuando creciera y, que la vida siempre te da algo a cambio.

No pude entender eso en ese momento, pero me sentí un poco más tranquilo al escucharlo.

Algunos años después, cuando estaba en el inicio de mi adolescencia, sentí el mismo “miedo a la pérdida” cuando un amigo mío muy cercano se mudó al extranjero.

Pensé que el fin del mundo había llegado para mí y que ya nada sería igual, nunca conocería a nadie como él y nadie más compartiría mis aficiones, gustos y aventuras nunca más. Continúe leyendo

No puedo aprender por ti

Para ti, que quieres aprender todo ¡ya!

 

A veces desearíamos que otras personas supieran lo que sabemos y, que pudieran hacer lo que hacemos y que fueran tan buenos como nosotros en hacer algunas cosas.

Nos frustramos cuando nuestros hijos o personas cercanas a nosotros no pueden ver el mundo de la misma manera que nosotros. Pensamos que, si pudieran ver las cosas desde nuestra perspectiva, las cosas serían mucho más fáciles para ellos.

A veces es tan difícil tratar de explicar algunas situaciones cuando las vemos desde el exterior. Pero para la gente que está “adentro” las cosas se ven complejas y abrumadoras. Y, por supuesto, no podemos entender por qué no pueden ver cosas que son tan “obvias” para nosotros.

Pero en estos casos, somos culpables también, rara vez nos paramos a pensar que los demás tienen un camino de aprendizaje muy diferente al nuestro. Necesitan pasar por las dificultades y los “problemas” que enfrentan ahora para crecer y volverse más sabios. De hecho, tú estás haciendo lo mismo ahora y es por eso que todos estamos aquí.

Por otro lado, más tarde cambiarás de lugar con ellos, por lo que verán tus errores y “problemas” con la misma frustración con la que los estás viendo en este momento.

No puedo aprender a hacer algo en tu nombre. Debes tratar de obtener tu propia experiencia, para que realmente puedas aprender y aplicar ese aprendizaje a tu propia vida.

Por ejemplo, yo tuve que aprender a patinar por mi cuenta. Tuve que intentarlo y fracasé, tuve que caerme cientos de veces, tuve que rasparme las rodillas un sinfín de ocasiones hasta que pude controlar mi equilibrio y mi cerebro obtuvo la “habilidad” para hacerlo. Entonces, yo me hice un buen patinador en mi adolescencia.

Pero no puedo yo hacer el trabajo, para que tú puedas aprender la lección también.

Sí, hay algunas cosas que puedes aprender de la experiencia de los demás, puedes evitar muchas desgracias aprendiendo de los errores de otros, pero, la mayoría de las cosas, necesitas vivirlas, caerte y levantarte de nuevo para que puedas adquirir la lección.

Debes de experimentar todo por tu cuenta, es parte de la emoción de la vida. Tu crecimiento depende de tu disposición a experimentar este universo en tu propia piel.

Yo también estoy aprendiendo, es por eso por lo que todavía estoy aquí. Te están entrenando para convertirte en un mejor tú. No puedo hacer todo el trabajo por ti, pero podemos aprender juntos.

Sí, puedo compartir mis experiencias contigo, puedo compartir mis puntos de vista contigo, puedo decirte cómo lo hice yo, pero ahora tienes la oportunidad de reunir tus propios conocimientos, construir tu propio equipaje y lograr tus propios objetivos, para que en el futuro puedas compartirlo conmigo y con otras personas que aparecerán en tu camino con ganas de aprender también.

No puedo hacer el trabajo en tu nombre, pero estoy aquí para compartir la experiencia. Y una carretera compartida se siente siempre menos empinada y peligrosa.

Después de todo, todos estamos en el mismo barco.

Tu poder

En un momento en que todos quieren competir con los demás, a veces encontramos personas que parecen tener todo lo que no tenemos, personas que saben todo lo que ignoramos y personas que pueden hacer todo lo que nosotros no podemos hacer.

Hay momentos en que nos sentimos inferiores, de repente te encuentras dentro de un grupo de personas con mayor experiencia, conocimiento y fuerza, es entonces cuando comienzas a subestimarte. Las comparaciones nunca son buenas, son totalmente innecesarias.

La mayoría de las veces es una buena idea el aprovechar esa situación y aprender todo lo que puedas de ellos. Esa es una gran manera de obtener experiencia y aumentar tu conocimiento.

En mi caso, me tomó un tiempo aprender y apreciar la oportunidad de estar en un equipo con los mejores. Incluso yo era la persona más joven y sin experiencia en ese grupo pero nunca me permití sentirme intimidado por los demás y, al final, puedo decir con certeza que ha sido una de las mejores lecciones en mi vida.

Y sí, aprendí una lección muy importante: “Ser tú, es tu verdadero poder”. Continúe leyendo

Tu dolor

Cuando miramos nuestro pasado, podemos ver muchos períodos cuando las cosas parecían imposibles de soportar. Fuertes situaciones en las que nuestra esperanza parecía haberse desvanecido, pero en el fondo de nuestro corazón, la esperanza era lo único que nos mantuvo con vida.

Una vez que superamos esas situaciones y observamos las cosas desde una perspectiva más relajada, podemos ver todas las “ventajas” de esos tiempos dolorosos.

Aprendes a diferenciar a los verdaderos amigos de aquellos que solo están allí fingiendo que están de tu lado, pero, en el momento en que saben que necesitas su ayuda, miran hacia otro lado y te dejan solo.

Por otro lado, es entonces, cuando las personas que nunca pensaste que te echarían una mano, muestran sus verdaderos colores y permanecen a tu lado hasta que estás de nuevo en pie. Continúe leyendo

Totalmente aquí …

 

Dicen que no puedes estar en dos lugares al mismo tiempo. Esa es una ley de la física.

Pero hoy en día la mayoría de la gente está en varios lugares al mismo tiempo. No físicamente, pero su mente lo está. En todas partes, menos en el lugar donde se supone que deberían estar.

¿Alguna vez has hablado con una persona que parece escucharte muy atentamente, sólo para darte cuenta unos minutos más tarde de que estaban pensando en otra cosa y su atención estaba en otra parte? ¡Ah! Pero tú ya le has hecho lo mismo a otros también, ¡Así que no estás libre de culpa!

A veces me pregunto a dónde se fue el tiempo cuando termina un día y me toma por sorpresa.

En realidad, ¡No creo que sea justo! Continúe leyendo

Presta atención

Cuando me desperté esta mañana, vi la fecha en mi calendario y tuve que comprobarlo dos veces porque no podía creer que fuera cierto.

¿Dónde pasaron todos esos días? ¿Cómo estamos tan avanzados en el año? El tiempo vuela y cuando tratamos de mirar hacia atrás para ver a dónde se fue el tiempo, nos damos cuenta de que hemos perdido completamente su pista.

No puedo creer que hace diez años mi vida era completamente diferente, mi mentalidad era diferente e incluso mi estilo de vida era diferente.

Muchos de mis amigos y personas con quienes he trabajado ya no están entre nosotros. Cuando empecé a hacer una lista de todas las personas que se habían ido, me sorprende de cuán grande es. ¿Dónde están todos?

Incluso mis gustos y pasatiempos ya no son los mismos. Todavía disfruto de muchas cosas “antiguas”, pero mis intereses y actividades han cambiado mucho. Algunos de ellos de forma radical.

Sí, estoy envejeciendo, pero todavía no me siento viejo. Tal vez el tiempo ha pasado tan rápido que no tuve tiempo de darme cuenta. Continúe leyendo

Lo que no eres

He conocido a muchas personas que están convencidas de que son lo que no son. Y cuando tienes una idea en tu mente el tiempo suficiente, se convierte en parte de tu realidad.

El problema es que cuando has mantenido el concepto incorrecto, entonces el mundo exterior te causará más daño que beneficio.

Por ejemplo, conozco a un amigo cuyos padres le dijeron todo el tiempo que no era bueno en matemáticas. Le repetían todo el tiempo que era un fracaso en esa y otras ciencias. Afortunadamente para él y, para muchos de nosotros, terminó escuchando su voz interior que siempre le dijo que le gustaban mucho y terminó siendo un maestro de ciencias maravilloso que ama difundir el conocimiento a sus estudiantes y ha compartido a varias generaciones su magia.

Incluso yo me creí el viejo cuento de que las matemáticas eran difíciles y aburridas. Recuerdo a mi familia hablando de lo difícil que eran y mis compañeros de clase se quejaban todo el tiempo acerca de lo tediosas que les parecían.

Fue hasta que tuve que estudiarlas por mi cuenta para un examen difícil y que se me permitió el estudiar a mi propio paso y ritmo, que descubrí lo hermosas que son y lo agradables y divertidas que puede ser. Ahora me gusta resolver ecuaciones como un pasatiempo cuando puedo encontrar un momento libre. Continúe leyendo

Experiencia

Estaba hablando con un amigo que es mayor que yo, sobre su vida y la experiencia que ha ganado a través de los años.

Cuando yo era niño, tenía la idea de que la vida nos da experiencia a través de diferentes eventos y que cada anciano era sabio y experimentado en todas las áreas de la vida.

Siempre pensé que alguien que había estado en este planeta durante muchas décadas había sido capaz de reunir todo el conocimiento en el mundo, pero esa idea comenzó a desaparecer a medida que crecí y tuve que trabajar con muchos ancianos.

Mi amigo que ha estado en esta Tierra por un poco más de 8 décadas se sorprendió con mis conceptos y me dijo que la experiencia y la fuerza no eran dependientes de la edad sino de la resistencia. Continúe leyendo

Sal a ayudar

No tenía ni idea de cómo reparar un rayón en la pintura de una superficie metálica y me estaba volviendo loco tratando de encontrar algún vídeo en línea que me mostrara cómo hacerlo.

Probé algunas sugerencias, pero no eran lo que necesitaba. No hay muchas respuestas en línea para mi problema particular.

Por lo tanto, estaba a punto de renunciar y de aceptar el vivir con ese rayón cuando, mientras caminaba en una calle muy concurrida, vi a un señor creando verdaderas obras maestras en placas metálicas con sus dedos y algunas otras herramientas hechas a mano.

Permanecí allí unos minutos contemplando con asombro la habilidad de ese hombre y las maravillosas pinturas que estaba creando en pocos minutos, justo delante de una multitud admirada. Continúe leyendo

El dolor en el cambio

¿Has notado que cuando te enfrentas a nuevas circunstancias, nuevas situaciones, como un nuevo trabajo, mudarte a una nueva casa, una nueva relación, etc., reaccionas de muchas maneras diferentes?

El miedo es la primera sensación que salta en nuestro corazón. Y a veces ese miedo es la principal razón por la que rechazamos tanto el cambio.

Y es comprensible, ya que el cambio puede ser una experiencia muy traumática en el primer instante.

Recuerdo que cuando yo era niño, me daba miedo saltar a una piscina, porque mi memoria del primer contacto con el agua a una temperatura diferente no era muy agradable. Me tomaba mucho tiempo arrastrarme lentamente dentro de la piscina y no era un evento muy agradable. Continúe leyendo